Con el lanzamiento de las HoloLens 2 muchos usuarios se han preguntado porque Microsoft no ha optado por ofrecerlas también al consumidor final. Desde Redmond han querido primar a las empresas frente a los usuarios particulares.

Mientras que algunos todavía ven la realidad aumentada (AR) y la realidad virtual (VR) como tecnologías reservadas solo para gamers, muchos se han dado cuenta del considerable potencial de cada uno en una variedad de industrias. La realidad virtual quiere revolucionar las diferentes industrias como el turismo, la medicina y la manera en la que jugamos. A medida que los desarrolladores de hardware hacen que las gafas AR y VR sean más asequibles y fáciles de usar, las nuevas empresas están desarrollando nuevas formas de uso que van mucho más allá del juego.

La realidad virtual y aumentada y su impacto en el mundo actual

Esta tecnología aplica a todo, desde el mundo militar en donde se está utilizando para crear entornos de simulación, lo que proporciona una forma inmersiva para capacitar a los reclutas y optimizar las operaciones. ScopeAR, por ejemplo, utiliza la realidad aumentada para equipar a los oficiales militares con «tecnología de visión artificial» para ayudar con el mantenimiento y la reparación de los equipos.

Accuvein
Accuvein

Muchas compañías buscan ofrecer a los hospitales aplicaciones personalizadas para ver la información de salud del paciente en realidad aumentada (imagina réplicas de los pulmones de los fumadores o las rodillas de los corredores). AccuVein por ejemplo, ha inventado un escáner que proyecta sobre la piel a enfermeras y médicos donde se encuentran varias venas y válvulas en el cuerpo de un paciente.

Se espera que muchas otras industrias exploten el uso de esta tecnología en los años que están por venir. Muy pronto podremos viajar a Las Vegas o a cualquier parte del mundo y jugar a juegos online como el Blackjack o visitar alguna de las 7 maravillas del mundo desde la sala de nuestra casa y vivir una experiencia totalmente inmersiva.

Un ejemplo perfecto del intento de democratizar la realidad virtual es el juego Superhot VR. Esta es la adaptación de un clásico shooter a la realidad virtual. No presume de grandes gráficos, pero tiene una función vital.

Igual que el Solitario o el Buscaminas se desarrollaron para ayudarnos a controlar mejor el ratón, Superhot VR quiere ofrecer esto mismo dentro de la realidad virtual. Que nos acostumbremos a esta tecnología. Este juego está disponible en todas las plataformas de realidad virtual: Oculus Rift, HTC Vive, Windows Mixed Reality y PlayStation VR.

Cada plataforma está buscando destacar y mientras, HoloLens sigue su andadura en solitario. La realidad virtual cada día está más avanzada mientras la realidad mixta o la realidad aumentada depende de Microsoft en solitario. Tras años desde el nacimiento de HoloLens sigue sin haber una competencia real a Microsoft HoloLens 2.

Con la nueva edición tenemos un producto que ha sido desarrollado durante tres años. El objetivo era sencillo, superar con creces los principales problemas de la primera versión. Especialmente el campo de visión es uno de los elementos que más debían retocar. Por otro lado, Microsoft ha eliminado la necesidad de su control remoto y ya no será necesario para manipular hologramas. Un gran avance que sitúa a Microsoft a la vanguardia.