Hace un tiempo, Microsoft anunció que iba a cambiar el método de descargar actualizaciones, de manera que iban a pesar menos y se descargarían más rápido, ofreciendo un menor tiempo de actualización.

Existen tres tipos de actualizaciones ahora mismo en Windows 10: Las actualizaciones completas, las actualizaciones express y las actualizaciones delta. Como podemos ver en la siguiente imagen:

Menos peso y más rapidez

Pretenden usar las actualizaciones express para parches menores de seguridad o correcciones de errores y así, pesar menos. Estas actualizaciones parchean archivos individuales, en vez de componentes completos. De esta manera, pretenden crear archivos diferenciales cogiendo las actualizaciones de archivos de meses anteriores.

Las actualizaciones completas ocupan en torno a 1 GB, mientras que las express ocupan unos 200 MB cada mes. Las delta ocupaban unos 500 MB de tamaño al incluir componentes completos.

Las actualizaciones delta se eliminarán en febrero de 2019

Las actualizaciones delta seguirán estando disponibles en Windows 10 para los usuarios que se encuentren en Anniversary Update hasta April 2018 Update, aunque sería mejor que todo el mundo actualizase a la ultima versión para beneficiarse de esta novedad.

Esto repercutirá en el ancho de banda que utilizan las actualizaciones, que se reducirá a más de la mitad, beneficiando a usuarios con mala conexión e incluso a empresas que tengan que actualizar decenas o cientos de equipos.