Aunque pueda parecer una inocentada la realidad es que no lo es. Microsoft, en pleno 2018 ha tenido que lanzar un parche de emergencia para el vetusto Internet Explorer. Esto se debe a que hay una vulnerabilidad que se estaba utilizando por atacantes en la actualidad.

Internet Explorar sigue siendo victima de ataques

Un fallo con la corrupción de memoria permitía a los atacantes a ejecutar código malicioso cuando los ordenadores utilizan Internet Explorer para visitar un sitio web comprometido, indicaba este miércoles Microsoft. Indexado como CVE-2018-8653, este fallo afecta a todas las versiones de Windows. La vulnerabilidad implica el modo en que el motor de Microsoft gestiona los objetos en la memoria de Internet Explorer.

En un artículo aparte, Microsoft indica que esta vulnerabilidad está siendo usada en ataques precisos, aunque la compañía no indicó nada más. Desde Microsoft han agradecido a Clement Lecigne de Google’s Threat Analysis Group el descubrimiento de dicha vulnerabilidad. No ha habido más detalles sobre este fallo por el momento.

Desde Redmond indican que aquellos que tengan Windows Update activado y hayan aplicado las últimas actualizaciones de seguridad están protegidos contra este exploit. También han indicado que no se conocen soluciones o mitigaciones por lo que se recomienda aplicar el parche cuanto antes. Esto se recomienda aunque no usemos Internet Explorer para navegar por la web.