Actualmente, las actualizaciones de .NET Framework llegan mensualmente de la mano de Microsoft a través de Windows Update. Sin embargo, Microsoft quiere que esto cambie y así será a partir de octubre.

De esta forma, la compañía norteamericana ha publicado una nota en su blog en la que anuncian que las actualizaciones de .NET Framework llegarán junto a las acumulativas a partir de la actualización de octubre de Windows 10.

Un cambio pensando en la flexibilidad

Según la empresa de Redmond, este cambio está enfocado en proporcionar a los usuarios mayor flexibilidad a la hora de instalar actualizaciones de .NET Framework. Del mismo modo, la firma espera que esto ayude a responder a las necesidades urgentes de los clientes y a dar a los administradores IT una línea de prueba más selectiva. Tendremos tres tipos de actualizaciones acumulativas para .NET Framework:

  • Independientes: lanzadas de forma separada respecto a la actualización acumulativa de Windows
  • Acumulativas: la actualización acumulativa de Windows incluirá la actualización de .NET Framework
  • Con la misma cadencia: la actualización acumulativa de .NET Framework será lanzada con la misma frecuencia que la de Windows 10.

Por último, hay que destacar que Microsoft ha querido recordar a los usuarios que se esfuerzan en comprobar la calidad y el nivel de seguridad de cada actualización de .NET Framework antes de lanzarla, de modo que no hay nada de lo que preocuparse.