Una de las opciones que todos los amantes de los videojuegos llevamos años deseando ver es la posibilidad de jugar con nuestros amigos independientemente de la plataforma que utilice cada uno. Un crossplay que empieza a ser una realidad pese a la reticencia de Sony y que con Fortnite está sacándole los colores a la compañía.

En esta generación Sony ha sido indudablemente la ganadora, y como tal la compañía japonesa está dispuesta a hacer todo lo posible por mantener su ventaja, algo está empezando a afectar a los usuarios cuando hablamos del crossplay en un juego de la talla de Fortnite.

Jugar con los amigos, lo más importante

Pese a que todos solemos hablar de los exclusivos, la realidad es que, como los datos de venta de títulos exclusivos demuestran, a la hora de comprar una consola nos fijamos más en la consola que tienen nuestros amigos que en otra cosa, ya que optar por otra marca nos impediría jugar a títulos online con estos.

Es por esto que Sony, pese a las súplicas de la comunidad gamer ha ignorado por completo el crossplay en su plataforma, algo que con un juego online de la popularidad de Fortnite está haciendo mella en la compañía nipona puesto que mientras los usuarios de Xbox One, Nintendo Switch, PC y smartphones pueden jugar juntos, los de PlayStation ven como las decisiones de Sony les marginan.

No obstante, y a pesar de las críticas del mundo de los videojuegos, Sony sigue en sus trece argumentando que, como indicó recientemente Kenichiro Yoshida, PlayStation es la mejor plataforma para jugar a Fortnite y que por ese motivo la compañía no tiene planes de incluir el crossplay.

Fortnite desata la batalla por el crossplay

Sony, la gran criticada con Fortnite

Y como era de esperar ante tales declaraciones las críticas por parte de la competencia no se han hecho esperar y ahora ha sido Mike Ybarra, vicepresidente de la división de Xbox quien a través de su cuenta de Twitter ha criticado duramente las palabras del ejecutivo de la compañía japonesa indicando que Sony no escucha a sus propios usuarios asegurando que todos los juegos deberían contar con crossplay.

Pese a que ya vivimos algo parecido con otros juegos como Rocket League y Minecraft, está siendo Fortnite, un juego que está arrasando en la actualidad, quien está dejando patente el mal hacer de la compañía nipona, una decisión que perjudica directamente a sus usuarios y que bien podría hacer mella en la plataforma.

Y es que la posición de Sony es más que obvia, si quieres jugar a Fortnite con tus amigos de PlayStation cómprate una PlayStation. Una política que en estos tiempos en los que el online es un obligado y donde los smartphones no paran de coger protagonismo en el mundo de los videojuegos podría terminar pasando factura a Sony. ¿Qué opináis vosotros? Si ¿Creéis que la decisión de impedir el juego cruzado en PlayStation terminará perjudicando a Sony?