Con Windows 10 la compañía de Redmond ha hecho un trabajo más que bueno en lo que a seguridad se refiere, y es que si a la protección que ofrecen las aplicaciones procedentes de la Tienda de Windows le sumamos todas las mejoras introducidas con el nuevo Centro de seguridad de Windows Defender, nos queda un sistema operativo más que robusto.

InPrivate Desktop, la forma de ejecutar sin miedo aplicaciones de dudosa confianza

Ahora, gracias a BleepingComputer acabamos de descubrir una nueva función que llegará a Windows 10 y que nos permitirá trabajar de una forma mucho más segura. Esta función, que recibe el nombre de “InPrivate Desktop”, es un sandbox que nos ofrece la posibilidad de ejecutar e instalar de forma segura software que no es de confianza.

Según Mary Jo Foley, la función “InPrivate Desktop” podría tener como nombre en clave “Madrid” y, según su descripción, se trataría de una rápida y dinámica máquina virtual almacenada en un sadbox que elimina todo el contenido una vez cerramos la aplicación.

Una herramienta para la versión Enterprise de Windows 10

Este nombre en clave guardaría relación con el empleado en otras funciones ya presentes en Windows 10, como la Protección avanzada contra amenazas de Windows Defender, denominado internamente como “Sevilla”, o Windows Defender Application Guard, cuyo nombre en clave era el de “Barcelona”.

InPrivate Desktop, una nueva función para aumentar la seguridad de Windows 10

Según la información ofrecida por el Feedback Hub, “InPrivate Desktop” podría llegar de forma exclusiva a la versión Entreprise de Windows 10 con Redstone 5. Además, en lo que a requerimientos mínimos se refiere, según el Feedback Hub, “InPrivate Desktop” necesitaría al menos 4 GB de RAM, 5 GB de almacenamiento libre en disco, un procesador de doble núcleo e Hypervisor activado. ¿Qué os parece esta nueva herramienta de Windows 10?