Durante el E3 2018, Microsoft anunció a través del jefe de Xbox, Phil Spencer, que estaba trabajando en las próximas Xbox que llegarán al mercado. Con esto, dejan claro que la compañía sigue comprometida con la marca, además de dejar claro que van a poner todo su esfuerzo en crear lo que está por venir.

Si bien la compra de 5 estudios servirá para crear contenido propio para esta nueva generación, no se conoce ningún detalle de lo que nos puede ofrecer la compañía con la nueva Xbox, rumoreada para 2020. Ahora, Phil Spencer habría desvelado que puede mejorar la marca respecto a Xbox One X.

Mayores FPS para la nueva Xbox

Actualmente podemos ver resoluciones que llegan al 4K nativos, con mejoras por HDR e incluso los 60 FPS, aunque solo en algunos juegos preparados para ello. Es por ello que Phil Spencer, en una entrevista a Giant Bomb, ha indicado que es lo que cree que la próxima Xbox debe tener.

Si miras lo que estamos haciendo con las consolas Xbox como la tasa de frames variable, verás que buscamos una mayor capacidad en los FPS. Creo que la tasa de frames en un área donde las consolas pueden hacer mucho más. Si miras al balance entre CPU y GPU en las consolas de hoy en día, ves que hay una diferencia con sol que se puede ver en un PC y es lo que más debemos trabajar.

Siempre he querido que los juegos empiecen antes, y es por ello que anunciamos la semana pasada faststart. Un juego al que estoy jugando mucho, State of Decay, dice «Listo para comenzar» y me tengo que sentar a ver en la pantalla de título como instala el resto del juego.

De esta forma, vemos como los objetivos de Xbox son mayor FPS y un inicio más rápido. Gracias FastStart y la mayor potencia que se obtiene con One X, esto cada vez es más posible, aunque sigue habiendo detalles a mejorar que veremos en los próximos años con las nuevas versiones de la consola.