Microsoft trabaja duramente para unificar sus sistemas operativos, y está trabajando contrarreloj para conseguirlo cuanto antes. Esto, para los usuarios comunes, viene a significar que Tanto Windows, como Windows RT, Windows Phone y XBOX llevarán el sistema operativo.

¿Qué ventajas tendrá esto para el consumidor final? La primera de ellas es indirecta, y es que el trabajo de los desarrolladores se verá reducido. La unificación permitirá el desarrollar una aplicación que funcione en todos los dispositivos, gracias a .NET framework.

Se rumorea que la actualización a Windows Phone 8.1 ya podría incluir el mismo núcleo que utiliza la versión de escritorio, y es por ello que Microsoft está tardando tanto en desarrollarla, siendo su fecha de finalización prevista  para el fin del año fiscal de la empresa (junio – julio 2014), aunque estando disponible a modo de preview entre el día 2 y el 4 de abril.

Esto permitirá que Microsoft sea la primera empresa que utiliza el mismo sistema en todos sus dispositivos, abriendo grandes posibilidades a los desarrolladores y a la interacción, gracias a los servicios en la nube, entre ellos.