martes, 23 abril 2024

Windows 11 se podrá actualizar sin reiniciar gracias al «hot patching»

Estamos muy acostumbrados a que los usuarios se quejen de las actualizaciones de Windows, las cuales obligan a reiniciar el PC cada mes para instalar los últimos parches de seguridad. ¿Te gustaría poder actualizar Windows 11 sin tener que reiniciar tu PC? Pues estás de suerte, porque Microsoft está trabajando en una nueva función que lo hará posible: el hot patching.

Qué es el hot patching y cómo funciona

La nueva función que Microsoft está probando para Windows 11 se llama “hot patching” o “parcheo en caliente”. Se trata de un método de actualización que permite “parchear el código en memoria de los procesos en ejecución sin necesidad de reiniciar el proceso”, según la documentación oficial de Microsoft. Esto significa que Windows 11 podrá instalar las actualizaciones de seguridad críticas sin requerir un reinicio, lo que ahorrará tiempo y molestias a los usuarios.

El hot patching no es una novedad, ya que se usa en algunas ediciones de Windows Server y en Xbox desde hace tiempo. Sin embargo, es la primera vez que Microsoft lo implementa en un sistema operativo para PC. Según fuentes de Zac Bowden (Windows Central), Microsoft espera lanzar el hot patching a finales de este año, junto con la versión 24H2 de Windows 11, para los dispositivos con arquitectura x86-64. Los dispositivos con arquitectura ARM64 tendrán que esperar hasta 2025 para recibir esta función.

Qué limitaciones tiene y cómo se activa

El hot patching no es una solución mágica que elimine por completo la necesidad de reiniciar el PC para actualizar Windows 11. Esta función depende de una actualización base que requiere un reinicio cada pocos meses. Esto significa que, en el escenario más optimista, solo cuatro actualizaciones de seguridad mensuales requerirán un reinicio al año, que serán en enero, abril, julio y octubre. El resto de los meses se servirán mediante el hot patching, que no requerirá un reinicio.

Además, el hot patching no se aplicará a todas las actualizaciones, sino solo a las de seguridad críticas. Cualquier otra actualización importante, de corrección de errores o de nuevas funciones, podrá requerir un reinicio en cualquier momento si es necesario. Tampoco se sabe si el hot patching estará disponible para todos los usuarios de Windows 11, o si se reservará para las ediciones comerciales de Windows 11, como Enterprise, Education y Windows 365.

Para activar el hot patching en Windows 11, es necesario tener habilitada la función de “Seguridad basada en virtualización” (VBS), que se puede encontrar en la sección de Seguridad de Windows, dentro de la Configuración. También es necesario estar en el canal de desarrollo de Windows Insider, ya que el hot patching aún está en fase de prueba. Una vez activado, la cadena de compilación de Windows se actualizará a “ge_release_svc_hotpatch_prod1.240211-0859”.

Sergio Artime
Sergio Artime
26 años. Graduado en Derecho y ADE. Disfruto mucho con los videojuegos, el fútbol, la narrativa fantástica y, por supuesto, la tecnología. ¡Os leo en los comentarios! :)

1 COMENTARIO

Suscríbete
Notificar de
guest

1 Comentario
Más votados
Más nuevos Más antiguos
Opinión Inline
Ver todos los comentarios
Jacinto

Esto sí que es una gran noticia. Posiblemente sea uno de los mayores saltos cualitativos de W11 y de Windows a nivel usuario en general.

Aunque ahora, pensándolo bien, si una actualización sale rana nos daremos cuenta sin reiniciar siquiera. No sé hasta qué punto puede ser bueno, pero la noticia es grande en sí misma. Ojalá vaya acompañada de más vigilancia.

Últimas noticias