sábado, 24 febrero 2024

Adiós a Bobby Kotick y hola a Matt Booty: así queda Microsoft Gaming tras la adquisición de Activision Blizzard

La compra de Activision Blizzard por parte de Microsoft ha supuesto uno de los mayores movimientos en la industria del videojuego. La operación, valorada en 68.700 millones de dólares, ha dado lugar a una reestructuración de la cúpula de Microsoft Gaming, que ahora engloba a Xbox, Bethesda, Activision Blizzard y Xbox Game Studios.

Bobby Kotick deja de ser el CEO de Activision Blizzard

El primer cambio anunciado ha sido la salida de Bobby Kotick como CEO de Activision Blizzard. Kotick, que llevaba al frente de la compañía desde 1991, dejará su cargo el 29 de diciembre, justo antes de que se cierre la compra por parte de Microsoft. Kotick ha sido una figura controvertida en los últimos años, debido a las acusaciones de acoso laboral y discriminación que han salpicado a Activision Blizzard.

Microsoft no ha nombrado a un sustituto directo de Kotick, sino que ha integrado al resto de ejecutivos de Activision Blizzard bajo el mando de Matt Booty, el presidente de contenido y estudios de Microsoft Gaming. Entre ellos se encuentran Mike Ybarra, el presidente de Blizzard; Rob Kostich, el presidente de Activision Publishing; y Thomas Tippl, el vicepresidente de Activision Blizzard.

Matt Booty asume más responsabilidades en Microsoft Gaming

Matt Booty es el gran beneficiado de esta reorganización, ya que pasa a supervisar todos los estudios de Microsoft Gaming, incluyendo los de Xbox Game Studios, Bethesda y Activision Blizzard. Booty fue ascendido a presidente de contenido y estudios en octubre, tras la promoción de Sarah Bond a presidenta de Xbox, encargada de la plataforma y el hardware.

Booty tendrá que gestionar un enorme catálogo de franquicias, como Halo, Forza, Fallout, Elder Scrolls, Call of Duty, Overwatch, Diablo, StarCraft y muchas más. También tendrá que coordinar la integración de los juegos de Activision Blizzard en el servicio de suscripción Xbox Game Pass, que es la gran apuesta de Microsoft para el futuro del gaming.

Otros cambios en el equipo de Microsoft Gaming

Además de la salida de Kotick, otros ejecutivos de Activision Blizzard abandonarán la compañía en los próximos meses. Lulu Meservey, la directora de comunicación, se irá a finales de enero. Humam Sakhnini, el vicepresidente de Blizzard y King, se marchará a finales de diciembre. Brian Bulatao, Julie Hodges, Armin Zerza y Grant Dixton, que ocupaban cargos de administración, recursos humanos, finanzas y legal, respectivamente, reportarán a sus homólogos de Microsoft Gaming hasta marzo, cuando también dejarán la empresa.

Por otro lado, Microsoft ha anunciado algunos cambios en los estudios de ZeniMax y Bethesda, que adquirió en 2021. Jill Braff ha sido nombrada la nueva líder de esos estudios, tras haber trabajado en el equipo de integración cuando se unieron a Xbox. Braff se encargará de dirigir los equipos de desarrollo de ZeniMax y Bethesda, que cuentan con algunos de los títulos más esperados del momento, como Starfield y The Elder Scrolls VI.

José Palacios
José Palacioshttps://microsofters.com
Todo esto empezó con Windows 8 y ya vamos por Windows 11. La tecnología y la comunidad es la mezcla perfecta para seguir después de tantos años.

1 COMENTARIO

Suscríbete
Notificar de
guest

1 Comentario
Más votados
Más nuevos Más antiguos
Opinión Inline
Ver todos los comentarios
Pascual

No me extraña que Sony este acojonado

Últimas noticias