martes, 21 mayo 2024

OpenAI y Microsoft se alían para crear una superinteligencia artificial

OpenAI es una organización sin ánimo de lucro que se dedica a la investigación y el desarrollo de la inteligencia artificial (IA). Su objetivo es crear una IA general, capaz de realizar cualquier tarea que pueda hacer un humano, y una IA superinteligente, que supere ampliamente las capacidades humanas. Además, OpenAI busca que esta IA sea beneficiosa para la humanidad y que se pueda controlar y regular.

¿Cómo colabora Microsoft con OpenAI?

Microsoft es uno de los principales socios de OpenAI y le proporciona recursos financieros y tecnológicos. En 2019, Microsoft invirtió primero 1.000 millones de dólares en OpenAI para apoyar su visión de crear una IA general. Además, Microsoft ofrece a OpenAI el acceso a su plataforma de computación en la nube Azure, que le permite entrenar y ejecutar sus modelos de IA a gran escala. Y posteriormente realizó una inversión de 10 mil millones de dólares.

¿Qué avances han logrado juntos?

Gracias a la colaboración entre OpenAI y Microsoft, se han conseguido importantes avances en el campo de la IA. Uno de ellos es el desarrollo de GPT-3, el modelo de lenguaje natural más avanzado del mundo, que puede producir textos coherentes y relevantes sobre cualquier tema. Microsoft ha obtenido una licencia exclusiva de GPT-3y GPT-4 para integrarlo en sus productos y servicios, como Bing, Office y otros productos.

Otro de los avances es el diseño de una infraestructura de hardware y software que les permita crear y controlar una superinteligencia artificial. Este proyecto, que se encuentra en una fase inicial, tiene el potencial de resolver los problemas más complejos del mundo, como el cambio climático, la pobreza o las enfermedades.

¿Qué beneficios y riesgos tiene esta alianza?

La alianza entre OpenAI y Microsoft tiene el potencial de acelerar el desarrollo de la IA y de generar beneficios para la sociedad en diversos ámbitos, como la educación, la salud, el medio ambiente o la economía. Sin embargo, también implica riesgos, como la pérdida de empleos, la violación de la privacidad, la manipulación de la información o la creación de armas autónomas. Por eso, es importante que se establezcan normas éticas y legales que garanticen el uso responsable y seguro de la IA.

VíaMSPU
José Palacios
José Palacioshttps://microsofters.com
Todo esto empezó con Windows 8 y ya vamos por Windows 11. La tecnología y la comunidad es la mezcla perfecta para seguir después de tantos años.

1 COMENTARIO

Suscríbete
Notificar de
guest

1 Comentario
Más votados
Más nuevos Más antiguos
Opinión Inline
Ver todos los comentarios
Jacinto

Con el nivel educativo que hay a nivel mundial, y con el nivel mental de los niños actuales, cada vez menos inteligentes, cuanto más se invierta en IA mejor. Alguien tendrá que arreglar los futuros problemas. Skynet.

Últimas noticias