sábado, 18 mayo 2024

Un ex-empleado de Microsoft da otra perspectiva sobre el fracaso de Windows Phone

Windows Phone se ha colocado como tema candente en la actualidad de Microsoft, años después de desaparecer. Si a comienzos de esta semana hablábamos de cómo Satya Nadella se arrepentía de haber cerrado la división de móviles como lo hizo, ahora tenemos la versión de un ex-empleado de Microsoft.

Brandon Watson, ex-director de Experiencia de Desarrollo de Windows Phone, ha decidido dar en Twitter su versión de los hechos. Sorprendentemente, no culpa a la tienda de aplicaciones como principal causa de los problemas, si no como una consecuencia.

El fracaso de Windows Phone fue culpa de los operadores, opina Watson

En aquella época era habitual adquirir los móviles con grandes ofertas de los operadores combinadas con sus tarifas. La obligación de vender los móviles libres en Europa acabó con esa práctica, que sigue siendo habitual en mercados como Estados Unidos. Por lo tanto, los comerciales de las tiendas de telefonía eran quienes te guiaban en la compra del dispositivo.

Brandon Watson culpa a los operadores por no haber impulsado la venta de teléfonos con Windows Phone. Indica que se les daba protagonismo una semana o dos tras un lanzamiento, pero poco a poco eran relegados a una esquina de la tienda. Mientras tanto, Apple seguía presente en el centro del local.

Librábamos una batalla cuesta arriba para intentar lograr que los operadores diese protagonismo a nuestros teléfonos a través de su personal de ventas.

Mientras mucha gente culpa a la tienda de aplicaciones, Brandon indica que el crecimiento de la Windows Store en sus dos primeros años fue imparable en comparación a los mismos periodos de la App Store y la Play Store. Sin embargo, en cuanto faltaba una app del TOP 50, los vendedores dejaban de recomendar estos teléfonos.

«Lo entiendo, había gente que tenía FOMO porque no podía jugar a la última versión de Candy Crush o Angry Birds. La aplicación bancaria de Chase no estaba disponible. Entiendo. Pero, de nuevo, las matemáticas combinatorias hacen que todo el mundo tenga una aplicación que no puedan conseguir y que sus amigos tengan y que permita que la discusión gire en torno a «no había suficientes aplicaciones».

Concretamente, la falta de aplicaciones la achaca como consecuencia directa de la falta de ventas. Brandon indica que no es lo mismo la cuota de mercado que la cuota de beneficio y que, si los desarrolladores hubiesen podido obtener un mayor beneficio, la cuota de mercado no hubiese importado. Este es el caso, por ejemplo, de Apple fuera de Estados Unidos.

No es lo mismo «cuota de mercado» que «cuota de beneficios»

Además, indica que Microsoft falló al no facilitar las herramientas que utilizaban internamente para construir aplicaciones. Esto hizo que la experiencia de las aplicaciones tampoco fuese la ideal para el consumidor final.

«De hecho, creo que el mayor problema con nuestra historia de desarrollador fue que no permitimos que las herramientas que usábamos internamente fueran utilizadas por desarrolladores externos. Por lo tanto, las experiencias de la aplicación divergieron».

En esta historia vemos otro punto de vista, de un empleado de Microsoft, que vivió en persona el hundimiento de Windows Phone. Nos encanta ver cómo años después, el sistema operativo sigue siendo recordado y que empezamos a obtener testimonios desde dentro de la compañía sobre cómo fue su desparición.

Javier Gualix Vidal
Javier Gualix Vidalhttp://microsofters.com
Administrador de sistemas. Creador de contenido en Microsofters. Hincha del Atlético de Madrid.

5 COMENTARIOS

Suscríbete
Notificar de
guest

5 Comentarios
Más votados
Más nuevos Más antiguos
Opinión Inline
Ver todos los comentarios
nanokanpro

Y un carajo.
Vale que las operadoras no ofrecían un Windows Phone pero el hecho de que un empleado de una tienda desconociese que un lumia tenía whatsapp o que te mirase con cara rara si pedías un Lumia, es culpa de Microsoft que diseñó mal el sistema desde el principio.
Windows 10 Mobile es lo que debió ser WP el año de salida. No se puede permitir que conociendo las características mínimas de un android o un iPhone, vayas y lances un SO sin panel de notificaciones, explorador de archivos, funciones simples que cualquier teléfono debía tener. Luego, otro problema era el no tener un camino marcado de actualizaciones, no se podía permitir que dejaras sin actualizar terminales con poco tiempo de vida, simplemente porque pongas la excusa de cambio de núcleo, o cualquier otra.
Y el problema más grave, que la propia Microsoft y Satya desconfiaran de su propio sistema operativo cambiando políticas de aplicaciones y un largo etc.
que dejen a Windows Phone en paz.

Jacinto

A este paso resucitarán a W7. Por cierto, me sorprende que un exempleado de Microsoft escriba todo en mayúsculas.

Christian

Recuerdo cuando comenzó el auge de los smartphones que si te pasabas a Movistar te regalaban el samsung galaxy mini o te llevabas el galaxy ace a 100€. Si querías un Nokia con Windows Phone y características similares a los anteriores ya tenías que soltar más de 200€ y además los vendedores no lo recomendaban.

nanokanpro

Y no solo eso, si pedias un Lumia te miraban con cara rara.

Latormenta69

Si encima los pocos que lo teníamos era imposible recomendarlo. Y cuando se intentaba acababan en decepciones finales… En fin…

Últimas noticias