viernes, 23 febrero 2024

Las claves de la monetización de los chatbots por parte de Microsoft

Microsoft es una de las empresas líderes en el desarrollo de chatbots mediante IA. Estos son programas informáticos capaces de mantener conversaciones con los usuarios a través de texto o voz. Los chatbots pueden tener diversas aplicaciones, desde asistir a los clientes, ofrecer información, entretenimiento, educación o incluso terapia. Pero ¿cómo pretende Microsoft obtener beneficios de esta tecnología?

La estrategia de Microsoft para los chatbots

Microsoft ha apostado fuerte por los chatbots desde hace años, invirtiendo en investigación, adquiriendo empresas especializadas y creando plataformas como Azure Bot Service o Microsoft Bot Framework para facilitar el desarrollo y la integración de chatbots en diferentes servicios y dispositivos.

La visión de Microsoft es que los chatbots se conviertan en una interfaz natural y omnipresente para interactuar con la inteligencia artificial, y que puedan ofrecer experiencias personalizadas y relevantes a los usuarios. Para ello, Microsoft ha creado chatbots propios, como Cortana, Xiaoice o Zo, y ha colaborado con otras empresas y organizaciones para crear chatbots específicos para diferentes sectores e industrias.

Pero ¿cómo gana dinero Microsoft con los chatbots? La respuesta no es sencilla, ya que la compañía no cobra directamente por el uso de sus chatbots ni por el acceso a sus plataformas de desarrollo. Sin embargo, existen varias formas en las que Microsoft puede monetizar su apuesta por los chatbots:

  • A través de la publicidad: Los chatbots pueden mostrar anuncios relevantes a los usuarios en función de sus intereses, preferencias y comportamiento. Por ejemplo, un chatbot de viajes podría sugerir hoteles o vuelos patrocinados, o un chatbot de noticias podría mostrar noticias relacionadas con productos o servicios anunciados. Microsoft podría cobrar a los anunciantes por mostrar sus anuncios en los chatbots que usa su tecnología o que se integran en sus servicios.
  • A través de las suscripciones: Los chatbots pueden ofrecer contenidos o servicios premium que requieran una suscripción o un pago por uso. Por ejemplo, un chatbot educativo podría ofrecer cursos o lecciones avanzadas, o un chatbot de salud podría ofrecer consultas o diagnósticos profesionales. Microsoft podría cobrar una comisión a los creadores de los chatbots por cada suscripción o transacción que se realice a través de sus plataformas.
  • A través de los datos: Los chatbots generan una gran cantidad de datos sobre los usuarios, sus necesidades, sus gustos, sus opiniones y su comportamiento. Estos datos son muy valiosos para mejorar la inteligencia artificial, personalizar los servicios y ofrecer soluciones más eficientes y efectivas. Microsoft podría vender estos datos a terceros o usarlos para mejorar sus propios productos o servicios.
VíaMSPU
José Palacios
José Palacioshttps://microsofters.com
Todo esto empezó con Windows 8 y ya vamos por Windows 11. La tecnología y la comunidad es la mezcla perfecta para seguir después de tantos años.
Suscríbete
Notificar de
guest

0 Comentarios
Opinión Inline
Ver todos los comentarios

Últimas noticias