domingo, 14 abril 2024

La compra de Activision por Microsoft avanza tras el visto bueno de Sudáfrica

Siguen cayendo, como fichas de dominó las diferentes entidades reguladoras en el mayor acuerdo de la historia de Microsoft. La adquisición de Activision Blizzard sigue con paso firme y hoy hemos sabido que la Comisión de la Competencia de Sudáfrica no ha visto ningún impedimento para que se produzca la compra.

La Comisión de Competencia de Sudáfrica ha aprobado la adquisición de Activision Blizzard por parte de Microsoft. Una operación que supondrá la mayor fusión de la historia de la industria tecnológica si se concreta. Aunque era poco probable que Sudáfrica bloqueara el acuerdo, se trata de una pequeña victoria para Microsoft. Esta busca convencer a otros reguladores, como la Autoridad de Competencia y Mercados del Reino Unido, que ha iniciado una investigación detallada sobre el mismo.

Microsoft anunció por primera vez la compra de Activision Blizzard por 69.000 millones de dólares en enero pasado y desde entonces ha tenido dificultades para obtener el visto bueno de las autoridades. Activision Blizzard es una de las mayores empresas de videojuegos del mundo, responsable de franquicias como Call of Duty, World of Warcraft o Candy Crush.

La competencia en el mercado de los videojuegos

La principal preocupación de competencia que planteaba esta transacción era que Microsoft pudiera, tras la fusión, restringir la distribución de Call of Duty a su propia consola, Xbox, o hacer que Call of Duty estuviera disponible en condiciones que excluyeran o socavaran la capacidad de competir de otros fabricantes de consolas, como Sony o Nintendo.

Sin embargo, la Comisión de Competencia ha concluido que la operación no supone un riesgo significativo de cierre del mercado, ya que las partes no tienen la capacidad ni el incentivo para excluir a los distribuidores de juegos competidores. Además, las partes se han comprometido a seguir suministrando los juegos de Call of Duty a otros fabricantes de consolas.

Por lo tanto, la Comisión ha encontrado que la operación no provocará una disminución sustancial de la competencia en ninguno de los mercados relevantes. La Comisión también ha determinado que la operación no plantea problemas importantes de interés público.

El acuerdo aún debe ser aprobado por el Tribunal de Competencia de Sudáfrica, así como por otros reguladores internacionales. Microsoft ha expresado su disposición a abordar las posibles preocupaciones que puedan surgir para salvar el acuerdo, que espera cerrar a finales de este año.

José Palacios
José Palacioshttps://microsofters.com
Todo esto empezó con Windows 8 y ya vamos por Windows 11. La tecnología y la comunidad es la mezcla perfecta para seguir después de tantos años.

1 COMENTARIO

Suscríbete
Notificar de
guest

1 Comentario
Más votados
Más nuevos Más antiguos
Opinión Inline
Ver todos los comentarios
metalking

pues mirando como va esto al parecer Sony seguía llorando más pero Microsoft o tendrá su compra joder tios y tias joder

Últimas noticias