lunes, 4 marzo 2024

Bard, el chatbot de Google se estaría basando en los datos de su rival ChatGPT

Todos podríamos pensar que en el tema de la IA todo vale. Sin embargo, no es así. OpenAI tiene unos términos de servicio muy explícitos y parece ser que Google ha intentado saltarse las reglas del juego. Bard es un chatbot que no está a la altura de Bing y eso ha sorprendido a mucha gente. La sorpresa es aún mayor cuando hemos sabido que utilizan la tecnología de OpenAI para mejorarlo.

Un ex investigador de Google abandona su puesto y se une a OpenAI al ver que Bard se nutría de ChatGPT

Según un informe de The Information, un ex investigador de IA de Google llamado Jacob Devlin renunció a la empresa. Y acto seguido se unió a OpenAI después de advertir que Google estaba usando datos de ChatGPT, el chatbot rival de OpenAI. Utilizaba estos datos para entrenar a su propio chatbot Bard. Google ha negado esta acusación y ha afirmado que Bard no se ha entrenado con ningún dato de ShareGPT o ChatGPT.

Sin embargo, el informe sugiere que Google estaba tan interesado en superar a OpenAI en el campo de los chatbots que incluso obligó a su división DeepMind a colaborar con el equipo Google Brain en una nueva iniciativa llamada Gemini. ChatGPT es el chatbot que alimenta las funciones de búsqueda de Bing Chat, gracias a un contrato exclusivo entre Microsoft y OpenAI. Google ha estado tratando de alcanzar a Microsoft con Bard, pero su chatbot ha recibido críticas por sus respuestas extrañas y su dificultad para entender el contexto.

Cabe destacar que la información de la que se nutren estos bots es libre y está en internet. Estos devoran la información y la toman como suya sin ningún miramiento. Así pues todos se basan en la información que está disponible en las redes.

Bill Gates, cofundador de Microsoft, describió recientemente la reciente ola de innovación en IA como el próximo gran movimiento en tecnología. Microsoft ha aprovechado esta oportunidad para desbancar a Google, su eterno rival en las búsquedas, incorporando la IA a prácticamente todos sus productos.

Este ajetreo y revuelo a supuesto que lleguen también una serie de preocupaciones vinculadas. Según Goldman Sachs la IA podría provocar la pérdida de 300 millones de puestos de trabajo. El consejero delegado de SpaceX, Elon Musk, ha pedido incluso una pausa en la investigación de la IA para que los reguladores gubernamentales puedan ponerse al día. Aunque el propio Musk quiso invertir en OpenAI.

José Palacios
José Palacioshttps://microsofters.com
Todo esto empezó con Windows 8 y ya vamos por Windows 11. La tecnología y la comunidad es la mezcla perfecta para seguir después de tantos años.
Suscríbete
Notificar de
guest

0 Comentarios
Opinión Inline
Ver todos los comentarios

Últimas noticias