martes, 4 octubre 2022

Nvidia estaría considerando desistir en la adquisición de ARM

Este año nos hemos llevado la primera sorpresa con la adquisición de Activision-Blizzard por 68 mil millones de dólares. Sin embargo, ha habido otras grandes operaciones el año pasado como la de Nuance y ARM en 2020. En este caso, vamos a hablar de Nvidia y como podría encontrarse en la situación de anular el intento de adquisición por problemas con los reguladores de la competencia.

Nvidia podría anunciar su desistimiento sobre la compra de ARM Holdings

En 2020, Nvidia anunció la adquisición del fabricante de chips británico Arm por la friolera de 40.000 millones de dólares. En ese momento, ARM pertenecía a SoftBank, que compró la empresa por más de 32.000 millones de dólares en 2016. Se esperaba que el acuerdo se completara en septiembre de 2021, pero esa fecha pasó sin ningún anuncio por parte de Nvidia, y ahora parece que la firma ha abandonado sus planes de compra del diseñador de chips británico.

Un informe de Bloomberg afirma que Nvidia ha comenzado a informar discretamente a sus socios de que no tiene previsto completar el acuerdo. Mientras tanto, una fuente no identificada de SoftBank también afirma que la empresa japonesa está considerando una oferta pública inicial (OPI) para deshacerse de Arm.

Se suponía que el acuerdo Nvidia-Arm iba a ser la mayor adquisición de semiconductores cuando se anunció allá por septiembre de 2020. Sin embargo, desde entonces no ha dejado de enfrentarse a una batalla cuesta arriba.

Los problemas en el acuerdo de compra

En abril de 2021, el gobierno del Reino Unido comenzó a investigar la transacción para entender las consecuencias nacionales a largo plazo de dicha adquisición y las preocupaciones antimonopolio. Luego, en agosto, se reveló que el gobierno del Reino Unido podría detener el acuerdo por completo debido a las preocupaciones de seguridad nacional. Del mismo modo, el mes pasado, la Comisión Federal de Comercio (FTC) de Estados Unidos presentó una demanda para impedir que el acuerdo se llevara a cabo. Alegando una ventaja injusta para Nvidia, ya que la adquisición daría a la empresa un inmenso control sobre la tecnología. Que se utiliza en la industria para diseñar procesadores para dispositivos que van desde ordenadores portátiles a teléfonos inteligentes, e incluso coches. La compra también se enfrenta a obstáculos normativos similares en China.

Citando fuentes no identificadas, Bloomberg afirma que un grupo formado por Microsoft, Google, Qualcomm, Intel y Amazon también ha estado trabajando con los reguladores para detener el acuerdo. Su supuesto razonamiento es que la adquisición dificultará que Arm siga siendo independiente y continúe proporcionando servicios a todo el mundo como hasta ahora, especialmente teniendo en cuenta que Nvidia también es cliente de Arm.

Naturalmente, el acuerdo ha provocado divisiones internas tanto en Nvidia como en SoftBank. Algunos afirman que el juicio de la FTC debería servir para afianzar los puntos fuertes de la transacción, mientras que otros piensan que Nvidia debería dar marcha atrás. En la misma línea, en SoftBank, hay quienes quieren jugar a largo plazo frente a los que quieren una salida a bolsa de Arm lo antes posible.

VíaNeowin
FuenteBloomberg
José Palacioshttps://microsofters.com
Todo esto empezó con Windows 8 y ya vamos por Windows 11. La tecnología y la comunidad es la mezcla perfecta para seguir después de tantos años.

Deja tu comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias