viernes, 1 julio 2022

Google amenaza a los bloqueadores de publicidad con Manifest V3

Google ha estado trabajando estos últimos años en Manifest V3. Sucesora de Manifest V2, representa uno de los mayores cambios en la plataforma de extensiones desde su lanzamiento hace una década. Google promete mejoras de seguridad, privacidad y rendimiento en las extensiones que usen Manifest V3.

Pero esta nueva plataforma presenta una gran amenaza para los usuarios y desarrolladores que usen/desarrollen un bloqueador de anuncios. Y es que Manifest V3 descontinúa una API fundamental para el funcionamiento esencial de los bloqueadores de publicidad, siendo sustituida por otra API mucho más limitada que pone en peligro la efectividad de bloqueadores como uBlock Origin o Adguard Adblocker.

Pero… ¿Qué es Manifest V3?

Para quién no lo sepa, Manifest V3 es el nombre para el conjunto de nuevas APIs para las extensiones de Chrome y derivados basados en Chromium. Esencialmente es un gran conjunto de cambios que determinarán la próxima generación de extensiones de los navegadores basados en Chromium. El objetivo tal y como afirma Google es conseguir que las extensiones sean más seguras, rápidas y respetuosas con la privacidad del usuario.

La preocupación por la seguridad siempre ha sido siempre una de las razones detrás del desarrollo de Manifest V3. Las extensiones de Chrome en su actualidad poseen demasiadas capacidades que provocan que algunos desarrolladores abusen de manera malintencionada. Bloqueadores de publicidad falsos que insertan anuncios, extensiones que roban datos confidenciales son algunos ejemplos de estos abusos.

Google es consciente de este problema y si bien han tomado algunas medidas para mejorar la seguridad de las extensiones, no han sido muy efectivas. Finalmente Google ha terminado cortando por lo sano con Manifest V3, limitando las capacidades que tienen las extensiones actualmente. Esto amenaza el funcionamiento actual del ecosistema de extensiones de los navegadores basados en Chromium.

Casi todas las extensiones del navegador, tal y como las conoces hoy, se verán afectadas de alguna manera: las más afortunadas «sólo» experimentarán problemas, algunas quedarán paralizadas y otras dejarán de existir. Y este problema no ha hecho nada más que empezar. 

2023, fecha clave para las extensiones de Chrome y derivados basados en Chromium

Roadmap de Manifest V3.

Hasta ahora no había demasiada preocupación ya que los desarrolladores podían seguir utilizando Manifest V2 sin problemas, hasta ahora. Google finalmente ha publicado el roadmap de la migración de las extensiones a Manifest V3, y tiene como fecha objetivo 2023.

En esa fecha, las extensiones actuales basadas en Manifest V2 dejarán de funcionar en Chrome y todos sus derivados. También bloquearán a los desarrolladores la capacidad de poder seguir actualizando las extensiones. Y en el caso de que un desarrollador tenga que subir una extensión nueva, el plazo se adelanta a 1 año. Exactamente dentro de 1 mes. 

Si estáis pensando en la situación de Firefox con Manifest V3, hay buenas noticias. Mozilla finalmente mantendrá webRequest para que las extensiones que hagan uso de esta API puedan seguir funcionando. Afirman que seguirán soportando webRequest hasta que Google ofrezca una alternativa similar, dando a entender que la alternativa que ofrecen no es suficiente. 

webRequest, la API fundamental de Chromium para los bloqueadores de publicidad

webRequest se trata de una API que permite a las extensiones interceptar el tráfico que recibe el navegador. Esto permite a las extensiones como uBlock Origin o Adguard Adblocker interceptar los anuncios y bloquearlos. Pero con la desaparición de esta API, los bloqueadores de publicidad tal y como los conocemos, desaparecerán.

Google ha propuesto una API alternativa a webRequest, que califican de «más segura» y que «no afecta» a las funcionalidades de los adblock. Se trata de declarativeNetRequest. Esta nueva API a diferencia de la anterior, no permite que las extensiones puedan observar el tráfico del navegador. En su lugar, el navegador es quién realiza el bloqueo a través de una lista de de reglas. 

En esta nueva API hay varios problemas importantes. El primero trata del límite de reglas, marcado en 30.000. Google comunicó su intención de aumentar el límite a 150.000, pero de momento esto no se ha producido. uBlock Origin con la configuración estándar utiliza 90.000 reglas. Adguard puede hacer un uso hasta de más de 150.000 reglas en su configuración completa.

Adguard Adblocker con todos los filtros activados utiliza más de 150.000 filtros, superando la nueva limitación que Google está pensando implementar.

Otro problema radica en que las extensiones no pueden actualizar por sí mismas las reglas de bloqueo. Es decir, cada vez que la extensión necesite actualizar la lista de filtros, el desarrollador tendrá que publicar una actualización de la extensión. Una actualización que Google podría denegar si incluye bloqueos para su propia plataforma de anuncios.

Los planes de Adblock Plus, uBlock Origin y Adguard; los principales bloqueadores de publicidad

Desconocemos los planes de Adblock Plus pero presuponemos que el único plan será adaptar la extensión a Manifest V3, independientemente de su capacidad de bloqueo. Esto no es una novedad, ya que el objetivo de Adblock Plus dejó de ser bloquear anuncios eficientemente hace mucho tiempo, y en su lugar financiarse con su famosa lista blanca donde aparecen las principales empresas que sirven anuncios en internet.

En el caso de uBlock Origin, el desarrollador ha indicado que si Google mantiene sus planes, retirará uBlock Origin para siempre en Chrome. Esto significaría el fin de la extensión para los usuarios de cualquier navegador basado en Chromium. El desarrollador afirma que no mantendrá una extensión que no tenga la misma capacidad de bloqueo que tiene actualmente, y recomienda a sus usuarios trasladarse a Firefox. 

En el caso de Adguard, han indicado que están trabajando en una nueva extensión para satisfacer las exigencias de Manifest V3. Aclaran que la calidad de bloqueo puede verse perjudicada debido a todas las limitaciones, pero que están trabajando en lo posible para que la calidad del bloqueo no esté perjudicada de manera notable. También hacen una recomendación de usar sus programas de pago, ya que aplican un bloqueo más completo gracias a que actúa a nivel de sistema operativo y no de navegador.

¿Por qué Google hace esto?

Si bien la justificación de Google de aplicar estas limitaciones puede parecer válida, no os olvidéis de que es Google. Siempre hay una razón oculta en este tipo de decisiones. Y aquí entra el negocio que básicamente hace que Google siga existiendo, y es la división de publicidad.

Con Manifest V3 hemos pasado de tener un control total del contenido que se bloquea por parte de los desarrolladores, a ser Google quién tiene este control. En un futuro podrían obligar a las extensiones a hacer una vista gorda a su plataforma de publicidad, perjudicando a los usuarios y a la competencia. Algo que sería bastante desagradable.

Algo similar sucede ahora con el bloqueador de publicidad integrado en Chrome. Ahora Google es quién decidirá si las plataformas de anuncios son aptas o no para mostrar sus anuncios en los navegadores basados en Chromium. Bajo la defensa de que sólo bloquearán los anuncios más molestos, al mismo tiempo se genera una oportunidad para posicionarse como la única vía efectiva de colocar anuncios en webs.

En conclusión, todo lo que está sucediendo solo es un intento más de Google para hacerse con el control de internet. Y harán absolutamente todo lo que esté en sus manos para evitar que la competencia les arrebate el puesto. Esperemos que las autoridades competentes puedan tomar medidas, antes de que sea demasiado tarde. 

Sergio Fernández-Pacheco Rico
¡Hola! Me llamo Sergio, y soy un estudiante de 20 años. Amante de la tecnología y la música, y actualmente me verás como redactor en Microsofters.

12 COMENTARIOS

  1. Si me sacan Ublock Origin, no sé qué hacer, Firefox no me gusta, pero sin bloqueador de publicidad me niego navegar, principalmente por las publicidades que meten malware.

    • De momento lo van a dejar todo a dos opciones: utilizar un archivo hosts lleno de dominios de publicidad (aunque se vean huecos blancos al navegar por internet) o utilizar programas tipo Adguard Desktop que son de pago, pero estoy seguro de que terminarán surgiendo alternativas open-source al más estilo uBlock Origin

      Los adblocks en 2023 seguirán existiendo? Si, pero bloquearán bastante regular por el límite de 30.000 líneas, entre otras cosas

  2. suerte que uso firefox :v
    encima ahora se me actualiza solo desde la tienda windows, una maravilla.
    que se prepare google para tener una batalla mucho mas reñida en la guerra de los navegadores si siguen con esos planes

  3. Por fin un sitio que reconoce el trabajo de AdGuard, el mejor bloqueador de lejos. Con ellos no te metas Google!!!

    • Y para mi, incluso mejor que uBlock Origin. Los filtros tienen mejor calidad y bloquean mejor la presencia de los anti-adblock 😀

  4. La mejor opción es bloqueo de publicidad a nivel de red, fácil y sencillo, además de funcionar en todos los dispositivos, segundo, quién escribe esto, un niño de colegio ultra conservador, está bien que uno odie a empresas como Google, Microsoft y Apple por sus prácticas poco éticas pero tampoco hay que ponerse a hacer teorías conspiranoicas

    • Los bloqueadores a nivel de red no bloquean los anuncios en Youtube, uBlock y los otros si ya que es a nivel de script de la pagina. El origen de los anuncios de Youtube es el mismo de los videos (uso piHole y esa es su principal debilidad)

Deja tu comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias