Apenas lleva unos días de vida y ya vemos que Windows 11 no está exento de fallos. El equipo de Microsoft trabaja para solventar problemas que han ido apareciendo a medida que más gente ha probado el nuevo sistema operativo. En este caso afecta a los usuarios con un procesador AMD tras instalar la primera actualización acumulativa.

Los equipos con procesadores AMD sufren un peor rendimiento en Windows 11

AMD ha reconocido que el nuevo sistema operativo puede tener algunos problemas de rendimiento en equipos con procesadores Ryzen compatibles. El fabricante de chips ha identificado un problema de latencia de caché L3, así como otro problema relacionado con la tecnología de «núcleo preferido» CPPC2 de AMD, y el impacto en el rendimiento puede llegar hasta un 15% en algunos juegos.

AMD está trabajando actualmente con Microsoft para abordar estos problemas en un futuro parche de Windows 11 que se espera que se lance a finales de este mes. El problema es que la primera actualización posterior al lanzamiento de ayer para Windows 11 aparentemente ha empeorado las cosas según el análisis de TechPowerUp.

«En nuestras propias pruebas, se probó un procesador Ryzen 7 2700X «Pinnacle Ridge», que normalmente registra una latencia de caché L3 de 10 ns, para mostrar una latencia de 17 ns. Esto empeoró mucho con la actualización del «Patch Tuesday» del 12 de octubre, lo que elevó la latencia a 31.9 ns», dice el informe.

Veremos qué sucede la semana que viene, pero si tenéis la sensación de que Windows 11 se siente más lento que Windows 10 en vuestros equipos con procesadores AMD después de la actualización, es posible que deseéis esperar o desinstalar la primera actualización «Patch Tuesday» para el sistema operativo. Por el momento, Microsoft aún no ha mencionado estos problemas de rendimiento en las notas de la versión para el parche KB5006674 de Windows 11 del martes.

microsoftinsiderxyz

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here