domingo, 5 diciembre 2021

Windows 11 es más rápido que Windows 10 por estos motivos

Cuando hablamos de Windows 11 solemos referirnos a aquello que más llama la atención y lo que más ha sido promocionado: su moderno diseño e interfaz. Sin embargo, las innovaciones de Windows 11 no terminan ahí. Microsoft ha trabajado para que esta versión de Windows sea más rápida, fluida y estable que su antecesora. Steve Dispensa ha detallado en vídeo algunos de los cambios realizados por los ingenieros de Microsoft que han hecho esto posible.

¿Cómo ha mejorado el rendimiento de Windows 11?

En primer lugar, Windows 11 cuenta con un sistema de gestión de recursos mejorado respecto a Windows 10. Los recursos de nuestro equipo ahora se asignan más eficientemente a las tareas prioritarias (como la aplicación que tenemos abierta y en el foco).

Esta preocupación por la eficiencia en la gestión de los recursos no solo afecta a Windows sino que también se ha extendido a Microsoft Edge. El navegador de Microsoft ha introducido durante los últimos meses novedades como las «pestañas en espera». Se trata de una característica que deja en estado de inactividad aquellas pestañas que llevamos tiempo sin usar para liberar recursos en materia de memoria RAM y CPU.

Los de Redmond también han optimizado el código encargado de hacer las llamadas al hardware. Han reducido el tiempo que pasa desde que damos la orden hasta que esta es procesada por el hardware. Esto tiene también un efecto sobre el uso de memoria y el rendimiento general del sistema: las instrucciones optimizadas reducen la huella de memoria y mejoran la gestión de recursos desde estados inactivos a activos.

Dispensa también ha hablado sobre la utilización de nuevas técnicas de compresión que permiten reducir el uso de disco en Windows Update. Como resultado, Microsoft promete que las actualizaciones no requerirán tantos recursos como antes. También prometen una forma de distribuir actualizaciones más rápida e inteligente que reducirá el tamaño de las actualizaciones en un 40% de media.

Finalmente, Dispensa habló sobre cómo todos los cambios realizados permiten a Windows 11 «despertar» desde el estado de suspensión un 25% más rápido que Windows 10 en la gran mayoría de escenarios. Esto podemos confirmarlo de primera mano porque es una de las primeras cosas en las que nos fijamos al instalar Windows 11 por primera vez.

Sergio Artime
26 años. Graduado en Derecho y ADE. Disfruto mucho con los videojuegos, el fútbol, la narrativa fantástica y, por supuesto, la tecnología. ¡Os leo en los comentarios! :)

Deja tu comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias