Windows 11 está enamorándonos por su vibrante diseño, sus preciosas animaciones y su preocupación por los detalles. Sin embargo, no es todo lo que reluce. Son muchos los usuarios que han mostrado su descontento por los sorprendentes requisitos de hardware para poder actualizar a Windows 11. Ahora, Microsoft ha sido más claro que nunca al respecto al confirmar que no permitirá a los usuarios saltarse dichos requisitos.

Microsoft es tajante: Windows 11 solo para dispositivos soportados

Como ya sabréis muchos de vosotros, Windows 11 exigirá los siguientes requisitos para actualizar:

  • 4 GB de memoria RAM
  • 64 GB de almacenamiento.
  • TPM 2.0.
  • Secure Boot.
  • Procesador soportado.

Ahora, en un AMA celebrado hace unos días, un representante de Microsoft ha dejado claro que estos requisitos son innegociables y se asegurarán de que ningún usuario pueda actualizar si no los cumple.

Sabemos que es un fastidio que algunos no podáis actualizar a Windows 11 pero es importante que sepáis que la razón por la que hacemos esto es garantizar la productividad y seguridad de todos los dispositivos con Windows 11.

No queremos que los administradores de sistemas y consumidores tengan que romperse la cabeza pensando en la compatibilidad de sus equipos con Windows 11. Así, el dispositivo será capaz de determinar por sí solo si es compatible con Windows 11 y, en caso contrario, no descargará ninguna actualización.

La política de grupo no te permitirá librarte de los requisitos de hardware de Windows 11. Te impediremos actualizar tu dispositivo si no está soportado para asegurarnos de que continúas utilizando un sistema operativo con soporte para ti y que garantiza tu seguridad.

¿Qué consecuencias tendrá esto?

En lo que respecta al procesador, existen dudas sobre el criterio de Microsoft. Por un lado, los de Redmond han dicho que necesitaremos un procesador de, al menos, 1 GHz y 2 o más núcleos. Sin embargo, al mismo tiempo han publicado una lista de procesadores compatibles de Intel y AMD que deja fuera a modelos de años previos a 2018.

Nosotros creemos que Microsoft bloqueará toda instalación en equipos sin TPM 2.0, Secure Boot o con un procesador de menos de 1 GHz o 2 núcleos. Sin embargo, es posible que si cumples todo eso y tu único problema es que tu procesador no está en la lista de procesadores soportados se te permita actualizar con un simple aviso de que no es recomendable.

Es importante que sepáis que muchos de vosotros tenéis TPM 2.0 y Secure Boot (arranque seguro) desactivados de fábrica en vuestro PC, especialmente si es una torre. Mi compañero Javier Gualix hizo este fantástico tutorial para enseñaros a activar ambas características de manera rápida y sencilla.

microsoftinsiderxyz

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here