La «pantalla azul de la muerte» es un viejo y temible conocido de los usuarios de Windows. Muchos usuarios la conocen como BSOD (la abreviatura en inglés de Blue Screen of Death) y, al parecer, también se verá afectada por el rediseño general del sistema operativo introducido por Windows 11.

La pantalla azul de la muerte dejará de ser azul

Tal y como destaca The Verge, la pantalla azul de la muerte pasará a ser negra con la próxima gran actualización de Windows. Se trata del primer gran cambio introducido desde que se añadió la cara triste en Windows 8 (2012) y el código QR en 2016.

La pantalla azul de la muerte existe desde la época de Windows 3.0 y su importancia radica en ofrecernos la información necesaria para identificar problemas graves en nuestro equipo (normalmente relacionados con hardware incompatible y fallos de memoria).

Este cambio no nos pilla del todo por sorpresa, pues las pantallas de arranque, apagado y reinicio de Windows 11 también se han teñido de oscuro. El sistema así luce mucho más elegante y sigue eliminando vestigios de épocas pasadas. El resto del diseño de la nueva pantalla negra de la muerte sigue intacto, al menos de momento.

No hay día en que no aprendamos una cosa nueva sobre Windows 11, ¿no os parece? ¡Recordad que ya podéis descargar la primera preview!

microsoftinsiderxyz

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here