Según The Financial Times y Bloomberg, Microsoft y Google firmaron una tregua hace 6 años para evitar batallas legales. Sin embargo, parece que este «pacto de no agresión» ha llegado a su fin el pasado mes de abril. Los dos gigantes norteamericanos tienen vía libre para volver a tomar las armas. Google ya podría haber dado los primeros pasos.

Una tregua de 6 años que llega a su fin

Tal y como informa The Verge, ya tenemos ante nosotros algunas pistas de que la tregua ha caducado. Recientemente, Google ha atacado públicamente a Microsoft por intentar «romper la forma en que funciona la web abierta», poco después de que la compañía fundada por Gates y Allen apoyase una demanda en Australia que pretendía forzar a Google a pagar a los medios de comunicación por su contenido. Microsoft también criticó el control casi monopolístico que tiene Google del mercado de los anuncios, quedando los medios obligados a utilizar las herramientas de la «Gran G».

Microsoft Edge basado en Chromium
Fuente: Microsofters

 

Según The Financial Times, este acuerdo entre los dos gigantes pretendía ir un paso más allá y favorecer la cooperación entre ambas compañías. Sin embargo, es algo de lo que apenas hemos visto evidencias y, las pocas que hemos visto, han sido undireccionales, como las aportaciones de Microsoft al proyecto de código abierto Chromium.

Microsoft y Google: listos para la guerra

Los de Redmond albergaban la esperanza de poder integrar la Google Play dentro de la Microsoft Store en Windows 11. No obstante, finalmente no ha sido posible y han tenido que mirar hacia Amazon y su modesta tienda de aplicaciones. No es la primera vez que Google busca aprovechar su posición para poner piedras en el camino de Microsoft. ¿Alguien recuerda la total ausencia de aplicaciones de Google en Windows Phone durante toda su existencia? ¿Y la demanda interpuesta por Google para retirar la aplicación de YouTube para Windows Phone desarrollada por Microsoft?

Campaña de Scroogled de Microsoft contra Google

Si bien los momentos más tensos se vivieron bajo los mandatos de otros dirigentes (como la famosa campaña de Scroogled promovida por Microsoft), nada garantiza que no podamos volver a vivir algo similar. La nueva Microsoft busca mucho menos la confrontación que su predecesora pero no deja de ser un gigante tecnológico que hará lo que considere necesario para defender sus intereses. ¿Ha tirado ya Google la primera piedra al no permitir la integración de la Google Play en Windows 11?

microsoftinsiderxyz

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here