La realidad es que estos días todas las noticias las copa Windows 11. El nuevo sistema operativo de Microsoft sigue acaparando titulares, aunque no siempre sean positivos. Ayer, cumpliendo los plazos establecidos, llegaba la primera build de Windows 11. Y se indicaba que iban a evaluar el funcionamiento de procesadores de al menos la séptima generación de Intel. Pero también se hablaba de una nueva interfaz de emulación binaria en Windows 11 ARM denominada ARM64EC. Vamos a explicaros en que consiste más allá de las siglas y la importancia de esta tecnología.

Windows 11 ARM mejorará la emulación de aplicaciones

En primer lugar, hay que señalar que los dispositivos con procesadores ARM van a actualizar a Windows 11. De esta manera no hay lugar a la fragmentación, y sería pequeña si la hubiera debido al pequeño impacto en las ventas. Ahora Microsoft quiere ofrecer a los desarrolladores una nueva interfaz de Emulación Compatible (EC) que permitirá a los desarrolladores actualizar sus apps para que funcionen de manera nativa en ARM. Todo ello, aunque haya dependencias o plugins que no funcionan de momento en ARM.

Con ARM64EC los desarrolladores podéis «mezclar y combinar libremente» entre la capa de emulación ARM64EC y ARM 64 nativa mediante la ejecución de ARM64EC en (en partes) una aplicación, mientras que cualquier código nativo de ARM 64 se ejecutará con Windows 11 en la emulación integrada de ARM. Según Microsoft esto tiene grandes beneficios como os indicamos más abajo:

Antes, rehacer una app para ARM requería rehacer toda la app. Esto suponía una gran experiencia nativa para los usuarios que disfrutaban de todo el potencial de ARM. Sin embargo, para los desarrolladores podía significar un todo o nada, ya que todo debe ser reconstruido para que los usuarios puedan beneficiarse.

Con ARM64EC, se puede comenzar poco a poco e ir adaptando la aplicación de manera paulatina. Se pueden identificar partes del código que se beneficiarían más de un rendimiento nativo y reconstruirlas como ARM64EC. El resto de la app seguirá siendo igual de funcional emulada, pero las partes recompiladas como ARM64EC dispondrán de una velocidad nativa. Más adelante, se pueden recompilar otras áreas de la app para mejorar el rendimiento y mejorar la autonomía de una aplicación.

Una gran noticia para los usuarios que confían en que ARM es el futuro. Ahora Windows facilita que puedan recompilarse parcial o totalmente una aplicación y disfrutar de aplicaciones que cada día funcionen mejor en ARM.

microsoftinsiderxyz

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here