Apenas cuatro días después de la presentación del nuevo sistema operativo de Microsoft, seguimos con la resaca de Windows 11. Y uno de los aspectos que más repercusión está teniendo el nuevo Windows 11 son los requisitos mínimos necesarios para poder actualizar. Unos requisitos que parecen dejarán fuera a muchos usuarios.

No hay Windows 11 más allá de 2017

Con el lanzamiento de Windows 10 los de Redmond hicieron algo increíble al anunciar que su nueva actualización estaría disponible para prácticamente todos los usuarios. Algo que hizo que pudiésemos ver auténticas «cafeteras» moviendo el último sistema operativo de Microsoft. Algo que parece ha lastrado mucho a los de Redmond.

Es por ello que Microsoft haya decidido con Windows 11 quitarse mucho peso de encima introduciendo unos requisitos para la actualización que deja fuera de esta a muchos usuarios. Concretamente a todos con una CPU anterior a la octava generación de Intel, conocida como Coffee Lake.

Windows 11 podría llegar a la séptima generación de Intel

No obstante, como ya indicamos al conocer los requisitos mínimos de la instalación de Windows 11, con Microsoft no todo está dicho. Así, hoy la compañía ha aprovechado el lanzamiento de la primera build de Windows 11 dentro del programa Windows Insider para hacer un gran anuncio en este sentido.

Y es que a pesar de que la compañía se mantiene en los requisitos mínimos anunciados, esta se abre a permitir que los PC con procesadores Intel de séptima generación y AMD Zen 1 puedan actualizar a Windows 11. Esto dependerá de los resultados de rendimiento y seguridad que la compañía obtenga de la telemetría de los equipos del programa Windows Insider.

Según Microsoft, los chips de Intel de octava generación y AMD Zen 2, Qualcomm 7 y 8 sí que cumplen los principios de seguridad y rendimiento. Motivo por el cual la compañía decidió poner ahí el listón mínimo para poder actualizar. Aunque como ya hemos indicado, los Intel de séptima generación y AMD Zen 1 también podrían terminar pasando el corte.

Dicho esto, desde Microsoft también han querido dejar claro que si bien están abiertos a estudiar la seguridad y rendimiento en los anteriores chips, la compañía es plenamente consciente de que los quipos con Intel de sexta generación y AMD pre-Zen no cumplirán con las expectativas de la compañía. Esa decisión parecer sí estar ya tomada. ¿Qué os parece esta noticia?

microsoftinsiderxyz

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here