Parece que el gigante de Redmond ha aprendido de sus errores y Windows 11 eliminará una de las quejas más recurrentes de los usuarios. Se acabaron las dos grandes actualizaciones al año, el nuevo sistema solo tendrá una gran actualización anual y se alinea así con el resto de la industria.

Adiós a las dos grandes actualizaciones al año en Windows 11

El problema de dos grandes actualizaciones al año es que el equipo de Windows no podía ofrecer dos actualizaciones que cumpliesen los requisitos de calidad y de nuevas funcionalidades. Esto hacía que los usuarios sufriésemos más problemas de lanzamiento de los deseados.

Con Windows 11 Microsoft ha aprendido la lección y volverá a un ciclo de actualización anual como ya hacen Google o Apple. Con una actualización al año tenemos suficiente para disfrutar de todas las novedades y los ingenieros de Microsoft pueden incorporar más cambios y trabajar mejor en las funcionalidades. De esta manera conseguimos que Windows 11 esté mucho más pulido.

Desde Microsoft aseguran que las actualizaciones de Windows 11 son un 40% más pequeñas y eso supone menos tiempo para descargarlas e instalarlas. Haciendo el proceso de actualización más sencillo y menos dramático en cuanto a los tiempos de actualización.

Por último, os recordamos que el nuevo Windows llegará en el último trimestre del año junto con nuevas funciones que no hemos visto todavía. Por supuesto que solo tengamos una gran actualización no implica que no vayamos a recibir las habituales actualizaciones acumulativas para pulir el rendimiento. Y si queremos estar siempre a la última el programa Windows Insider nos permitirá disfrutar de actualizaciones del sistema cada semana.

microsoftinsiderxyz

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here