Llegó el gran día, llegó el día del nuevo Windows 11. El día en el que Microsoft dice adiós al que hasta hoy sería el Windows definitivo para dar pie a Windows 11. Un sistema operativo que, por desgracia, no estará disponible para todo el mundo.

Dos tipos de requisitos

Los requisitos para actualizar se dividen en dos: hard floor y soft floor. Los equipos que no cumplan con los requisitos hard floor no podrán actualizar en ningún caso a Windows 11. Los que no cumplan con los requisitos soft floor pero sí con los hard floor podrán actualizar, aunque recibirán un aviso de que Microsoft no lo recomienda.

Hard floor

Procesador 1 GH o superior con 2 o más núcleos 64 bit
Memoria 4 GB RAM
Almacenamiento 64 GB o más
Firmware UEFI, Secure Boot
TPM Trusted Platform Module (TPM) version 1.2
Gráfica DirectX 12 / WDDM 2.x
Pantalla 9 pulgadas con resolución HD
Internet Una cuenta Microsoft y conexión a Internet para la configuración para Windows 11 Home

Soft floor

  • TPM 2.0
  • Listado de CPUs compatibles de Intel y AMD

¿Cómo saber si cumplo los requisitos?

Opción 1: Windows PC Health Check

De esta manera, de la misma manera que para actualizar a Windows 10 la compañía de Redmond publicó su asistente de actualización, acabamos de conocer Windows PC Health Check.

Se trata de una aplicación de la propia Microsoft que, como su propio nombre indica, analizará nuestro equipo comprobando la compatibilidad con Windows 11, determinando si este es elegible para la actualización o no.

Windows PC Health Check

Muchos usuarios han notado que la aplicación Windows PC Health Check arroja resultados confusos e incongruentes. La única realidad es que estos son los requisitos, independientemente de lo que diga la aplicación. La app os dirá que no podéis actualizar si detecta que tenéis TPM 1.2 o un procesador no incluido en estas listas, pero la realidad es que si podréis aunque «no sea recomendable».

Por tanto, si cumplís los requisitos hard floor pero no los soft floor, probablemente vuestra experiencia de actualización sea «distinta», teniendo que hacerlo vía ISO y no yendo a recibir actualizaciones de drivers relativas a la CPU. Sin embargo, de momento solo podemos especular ante la falta de información más detallada.

Opción 2: Windows Insider Program

Otra forma de comprobar si vuestro PC cumple con todos los requisitos, solo con los hard floor o con ninguno de ellos, es hacer uso del programa Windows Insider. A través de él recibiremos la primera preview de Windows 11 el próximo lunes.

Si vamos a Configuración > Actualización y seguridad > Windows Insider y nos alistamos en el Canal Dev, pueden ocurrir tres cosas:

  1. No recibimos ningún mensaje, en cuyo caso eso significa que nuestro PC estará totalmente soportado.
  2. Recibimos este mensaje, lo cual implicará que nuestro equipo podrá actualizar a Windows 11 a pesar de no cumplir con los requisitos soft floor. Sin embargo, se advierte de que podríamos tener problemas de rendimiento. Los que actualicen podrían no tener una buena experiencia con Windows 11 a medio y largo plazo.
    3. Recibimos este otro mensaje, lo cual significa que nuestro dispositivo no cumple con los requisitos hard floor y no existe forma oficial de actualizar a Windows 11.

requisitos hard floor de Windows 11

Los requisitos de Secure Boot y TPM los cumplen casi todos los portátiles lanzados durante los últimos 4 años. Sin embargo, con las torres o PCs de sobremesa ocurre algo distinto, pues muchos de los fabricantes desactivan por defecto ambas características. En este tutorial os enseñamos cómo activarlos desde la BIOS.

Una medida controvertida sí, pero que evitará que el desarrollo de Windows se vea lastrado por equipos con ya cierta edad. Todo apunta a que Microsoft quiere transformar Windows 11 en algo más, en un híbrido con CoreOS, y ciertas decisiones han sido inevitables. ¿Qué os parece esta noticia? ¿Veis acertada esta decisión?

microsoftinsiderxyz

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here