Ya es oficial que habrá una nueva versión para el sistema operativo Windows. Tras casi seis años con Windows 10, todo parece indicar que el siguiente sistema operativo será Windows 11. La compañía ya ha enviado invitaciones a los medios de comunicación y mañana tendrá lugar el evento de presentación del nuevo sistema operativo en sociedad (17:00 CEST).

El propio Satya Nadella asegura que ha probado este nuevo sistema durante los últimos meses y afirma estar «emocionado» ante la próxima generación de Windows.

Parece que Microsoft quiere reconciliarse con los desarrolladores ofreciendo más oportunidades de crear. Esto nos deja entrever que la plataforma será innovadora y “abierta para crear”, monetizar y distribuir aplicaciones. Ahora la siguiente duda es cómo llevará el tema de la seguridad en este nuevo sistema operativo tras abandonarse Windows 10X y su sandboxing.

¿Qué planea Microsoft después de Windows 10?

Desde el lanzamiento de Windows 10 en 2015, Microsoft ha tratado de aunar lo mejor de Windows 7 y Windows 8 en un sistema operativo. Como en todo, ha habido detractores y defensores del sistema operativo. Nos ofrecía un escritorio limpio y con la tecnología e inteligencia para las pantallas táctiles, aunque sin una interfaz adaptada.

La gratuidad del sistema operativo es algo que ya no se cuestiona. Esto facilita que la gente dé el salto a la nueva versión sin plantearse mucho el trasfondo de la decisión. Windows 10 entonces fue una plataforma viable para los desarrolladores que querían aplicaciones y herramientas más modernas.

Tras el abandono de Windows 10X y sus posibilidades con Surface Neo sabemos que muchas de las funciones de este sistema operativo llegarán a Windows 11. Todavía no se descarta que Windows 11 pueda trabajar con dispositivos con pantallas flexibles y plegables.

Menú Inicio de Windows 10X
Menú Inicio de Windows 10X (Vía: Windows Central)

Un tema que no podemos dejar de lado es la seguridad y privacidad. En los últimos años hemos visto cómo han aumentado los ataques y cómo los sistemas operativos están luchando por mantenernos a salvo.

Esto hace que nos preguntemos si el nuevo sistema tendrá integrada Inteligencia Artificial o tecnologías de cifrado para proteger nuestra información. Se sabe que los ataques han evolucionado y que un nuevo sistema operativo de Windows debe estar blindado, pero ¿qué soluciones podrá aportarnos en cuanto a este tema?

¿Qué hay de la seguridad y privacidad?

No podemos saber con exactitud hasta la fecha de lanzamiento qué traerá en materia de seguridad la nueva generación de Windows. Sin embargo, podemos dilucidar algunas de las cosas que incluirán. Windows 10 fue muy criticado en cuestiones de seguridad, pero el gigante de Redmond explicó en detalle su funcionamiento para convencer a los más escépticos.

En cuanto a la seguridad se rumorea que el sandboxing de Windows 10X estará presente en Windows 11, aunque muy probablemente no en el lanzamiento. Esto permitirá que cada app funcione de manera independiente sin riesgos a la hora de ejecutar nada fuera de su contenedor. De esta forma se reduce el riesgo a la mínima expresión, fortaleciendo la robustez del sistema.

Windows 10 ya cuenta con una red privada virtual o VPN integrada en el sistema para poder proteger nuestra información cuando navegamos y mantener nuestra IP en el anonimato. Sin embargo, muchos aseguran que su configuración es difícil y de conexión lenta.

Sin embargo, una de las virtudes de Windows es que ofrece alternativas tanto dentro como fuera de su sistema operativo permitiéndonos elegir la más adecuada. Nosotros os recomendamos que probéis la mejor extensión VPN de Cyberghost para Chrome/Edge. Como ya sabréis, las VPN crean una especie de «túnel encriptado» por el cual pasarán tus datos cuando los envíes y recibas a través de internet.

Y vosotros, ¿qué esperáis en materia de seguridad con Windows 11? ¿Os gustaría la llegada de los contenedores de Windows 10X?

microsoftinsiderxyz

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here