Falta un día para el evento de Microsoft en el que será presentada «la próxima generación de Windows»: 24 de junio a las 17:00 CEST. Windows 11 será el gran protagonista un evento en el que tenemos puestas muchas expectativas y del que esperamos algunas sorpresas a pesar de que ya ha sido filtrada una build preliminar del nuevo sistema operativo.

A continuación, haremos un repaso de todo lo que esperamos de este evento así como del evento para desarrolladores que tendrá lugar pocas horas después.

¿Qué veremos seguro?

Una nueva interfaz de usuario para Windows 11

No es ningún secreto que el principal reclamo de Windows 11 será su interfaz de usuario completamente renovada. Destacan una nueva barra de tareas y un nuevo menú Inicio centrados, nuevos iconos, esquinas redondeadas, rediseño general de las aplicaciones preinstaladas y un nuevo centro de notificaciones entre otros.

Microsoft no quiere que la gente siga utilizando Windows solamente «porque no hay otra opción». La realidad es que cada vez hay más opciones y ChromeOS y iPadOS trabajan a destajo para posicionarse como «alternativas al PC». Los de Redmond no quieren quedarse atrás y quieren embellecer Windows para que luzca tan modernos como sus competidores pero sin renunciar a su esencia (un error que tuvo fatales consecuencias con Windows 8).

Un sistema más estable y fluido

Lo primero que hemos notado muchos al instalar la versión filtrada de Windows 11 es su fluidez y buen funcionamiento. A pesar de tratarse de una versión preliminar se siente considerablemente más ágil que Windows 10 en tareas como el arranque, la suspensión o incluso la apertura de aplicaciones.

Esta sensación general de buen rendimiento se ve muy favorecida por las nuevas animaciones de apertura, redimensionado y cierre de aplicaciones. Las animaciones son clave a la hora de ofrecer una buena experiencia de usuario y Windows 11 las cuida mucho más que su predecesor.

Por si fuese poco, notamos como ciertos bugs que llevábamos meses o años sufriendo en Windows 10 han desaparecido con Windows 11. En mi caso particular, se ha corregido un problema con la huella dactilar que no siempre era reconocida adecuadamente desde el arranque. Además, la animación de Windows + Tab para acceder a los escritorios y a las ventanas abiertas por fin funciona como es debido.

Una Microsoft Store con un nuevo enfoque

Sabemos que los de Redmond han estado trabajando en una nueva Tienda que acompañe al lanzamiento de Windows 11. La compañía norteamericana ha aceptado el fracaso de su propuesta de Tienda y va a dar un giro de 180 grados en su estrategia.

La nueva Microsoft Store está hecha desde cero para ofrecer un mejor rendimiento y estar a la altura a nivel de diseño. Sin embargo, lo realmente interesante serán sus políticas. Permitirá subir todo tipo de aplicaciones (incluso sin empaquetar) y se basará en Windows Package Manager.

¿Qué sorpresas nos gustaría ver?

Project Latte

Existe un rumor sobre que Microsoft ya tendría listo Project Latte y sería uno de los principales alicientes para actualizar a Windows 11. Muchos os preguntaréis, ¿qué es Project Latte? Respuesta corta: aplicaciones Android en Windows.

La existencia de Project Latte fue reportada hace meses por Zac Bowden (Windows Central) y haría uso de WSL2 (Windows Subsystem for Linux). Iría en la línea de la nueva visión que quiere implantar Microsoft respecto a Windows y su nueva Microsoft Store: un lugar donde quepan todo tipo de aplicaciones.

Surface Neo

Surface Neo fue presentada en 2019 junto a Windows 10X. Es un concepto que nos enamoró: un dispositivo de doble pantalla con un pequeño teclado integrado que nos permitiría alcanzar altas cotas de productividad y hacer al mismo tiempo las funciones de tablet.

Tras la cancelación de Windows 10X y con todos los esfuerzos del equipo de Windows volcados en Windows 11, parecía que el proyecto de Surface Neo había quedado enterrado y posiblemente herido de muerte… o eso creíamos.

Según ciertas fuentes, Microsoft podría no haber abandonado para nada el proyecto de Surface Neo. Al parecer, el nuevo plan de los de Redmond sería convertir Windows 11 en una especia de híbrido entre el clásico Windows y el moderno Windows 10X.

Una de las principales consecuencias de esto sería lograr construir distintas versiones de Windows que se adaptasen a sendos factores de forma. El de la Surface Neo es uno de ellos. No sería ninguna locura oír algo sobre Neo durante el evento de mañana así que toca permanecer muy atentos.

microsoftinsiderxyz

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here