Estamos a escasos días de la presentación de Windows 11 y estamos muy impacientes por lo que se vaya a presentar. Pero hoy recordaremos un proyecto con una importancia similar para Microsoft: Longhorn. De este proyecto surgiría Windows Vista, un sistema que fue tan odiado como crucial para el futuro de Windows.

“Longhorn” se conoce como el sucesor de Windows XP pensado en un principio como una actualización menor. Tiempo después, evolucionó hacia una gran actualización para Windows. Sin embargo, debido a la pérdida del enfoque y los numerosos problemas de fiabilidad acumulados, el proyecto fue reiniciado desde 0. Este nuevo desarrollo daría lugar a Windows Vista, publicándose su versión final el 30 de enero de 2007.

Todos los entresijos de su desarrollo y concepto lo convierten en uno de los desarrollos más importantes de la historia de Windows. En este artículo trataremos de narrar todos los acontecimientos que ocurrieron durante esta curiosa etapa.

Los inicios de “Longhorn”, la nueva generación de Windows

Longhorn fue concebido en mayo de 2001, unos meses antes del lanzamiento de Windows XP. Estaba destinado a ser una versión intermedia entre Windows XP y una nueva versión de Windows denominada “Blackcomb”, que sería una actualización mayor.

Longhorn, build 3718.
Captura de la build 3718, una de las primeras builds del proyecto «Longhorn».

A medida que avanzó el desarrollo, muchas de las características previstas para Blackcomb fueron migrando hacia Longhorn. Debido a esto, los empleados empezaron a enfocar sus esfuerzos en Longhorn, dejando de lado a Blackcomb. Esto provocó que este último nunca viera la luz, siendo Longhorn el único proyecto que abarcaría la nueva generación de Windows.

Características de las primeras builds de Longhorn

Las primeras builds de Longhorn contenían un nuevo tema llamado “Plex”, utilizado hasta la Milestone 6. Destacaba en un uso más monocromático en zonas como el menú inicio o el propio logo, unas ventanas con esquinas más redondeadas y una barra de título que permanece centrada por primera vez, un cambio que se introduciría más adelante por primera vez de manera comercial en Windows 8.

También aparece una barra lateral con widgets conocida como “Windows Sidebar”, donde podíamos usar diferentes gadgets como un reloj y un reproductor. Además, los programas que tuviéramos instalados podían implementar sus propios widgets para añadir funcionalidades. Esta característica ha sido en cierto modo recuperada por Windows 11.

También implementaron una versión inicial de Avalon (WPF), una tecnología nueva para el desarrollo de aplicaciones utilizando componentes web (XAML). Se pretendía usar para implementar la barra lateral de gadgets y las propiedades de escritorio. El nuevo Administrador de ventanas de Windows (DWM) también se integra en las primeras builds, pero con un funcionamiento muy inestable y solo preparado para funcionar en hardware real. Se encargaba de crear un efecto translúcido en las ventanas.

Aquí aparece el famoso y malogrado WinFS. Se trataba de un subsistema para NTFS que aprovechaba las bases de datos para poder crear un indexado inteligente en el cual podíamos clasificar archivos como documentos, fotos o música por sus propiedades reales, tal y como hacemos ahora con servicios como Google Fotos, donde podemos buscar fotos por ubicación o fecha.

2003, el inicio del fin de Longhorn «pre-reset»

A partir de 2003, los problemas con Longhorn no hicieron más que crecer. Durante su desarrollo, las ideas propuestas para Longhorn estaban muy adelantadas a su tiempo. El problema que tuvieron es que no eran capaces de unificar todas esas ideas y crear un producto sólido y coherente. Lo que se producía era un cúmulo de ideas que no podían venderse comercialmente.

Longhorn, build 4074.
Captura de la build 4074. Se podría considerar la versión mas avanzada que podemos probar hasta ahora de Longhorn en su «pre-reset».

Esto se observa en las demos de Longhorn publicadas por Microsoft. Longhorn comenzó por un diseño donde predominaban los tonos azules en las ventanas, en la barra de tareas, etc. Tiempo después cambiaron radicalmente ese diseño en favor de otro basado en transparencias con efectos espejo.

Surge además el problema de que ambos diseños no estaban adaptados al hardware de la época. Se requería un hardware más potente de lo usual para mover todas las animaciones, haciendo incapaces a los equipos antiguos de poder ejecutar esta versión. También habría generado confusión entre los usuarios, pensando en estos diseños como algo «exagerado».

Dos builds diferentes de Longhorn.
Dos de los prototipos de pantalla de inicio de sesión de Longhorn. Como se puede comprobar, los diseños entre sí son sustancialmente diferentes.

No fue solo un problema de concepto

Debido a la numerosa cantidad de cambios que estaban introduciendo, hubo múltiples retrasos en la publicación de una versión final. El motivo es que Microsoft quería extender al máximo el tiempo para que todas las características pudieran debutar en la versión RTM de Longhorn.

Los retrasos también se produjeron por los problemas de estabilidad y rendimiento que padecía Longhorn. Cada build de Longhorn que se compilaba era más inestable que la anterior, llegando a un punto en el que era inviable seguir con el desarrollo.

Última build de Longhorn, build 4093.
Captura de la build 4093, la última de la etapa «pre-reset». Se caracteriza por ser una build muy inestable y con numerosos fallos de funcionamiento.

Finalmente, con la última build compilada de Longhorn, la build 4093, Microsoft declaró el proyecto Longhorn como un auténtico desastre y tomó la dura decisión de restablecer el proyecto y volver a una base más estable donde poder implementar todas las novedades en las que estaban trabajando de nuevo. Esta vez se trabajaría con un enfoque más realista para evitar cometer los mismos errores.

La era post-reset y el renacimiento a Windows Vista

El “reset” del proyecto de Longhorn fue una decisión muy dura para el equipo de Windows, ya que significaba que el proyecto debía posponerse durante más tiempo, provocando aún mas retraso del que debía haber tenido y dándoles más ventaja a competidores como Apple de hacer destacar su sistema operativo sobre Windows.

Longhorn Beta 1, build 5112.
Captura de la build 5112, la primera versión beta de Longhorn bajo su nombre comercial, Windows Vista.

Hasta el CEO de Microsoft, que era el propio Bill Gates por aquel entonces, no estaba muy a favor de este reset y de suprimir algunas características que nunca se lanzarían debido a su complejidad para implementarlas, que lo detallaré mas adelante.

El equipo de Windows tenía algo bastante claro: no podían permitirse repetir los errores del pasado y seguir perdiendo tiempo. Para el reset, se adoptó la base de Windows Server 2003 SP1 beta, una base más actualizada que la que comenzaron a usar al principio, que se basaba en Windows Server 2003 RC1, quedando reflejada en su primera compilación, la build 3790 la cual se renombraría a build 5000 rápidamente para mantener la coherencia en la numeración de builds.

Primera build de Longhorn tras su post-reset, build 3790.
Captura de la build 3790, basada en Windows Server 2003 SP1 beta. Esta se considera la primera compilación de «Longhorn» tras su reset, que se compiló horas después de la compilación de la build 4093.

Las novedades que nunca aparecieron

Una de las novedades que hubo en el desarrollo es que fueron más estrictos y realistas con las características, ya que había expectativas de desarrollo muy altas como migrar todas las aplicaciones predeterminadas de Win32 a WinFX (.NET), algo que era imposible de cumplir. Muchas características no se volvieron a implementar en Windows Vista debido a la complejidad o la imposibilidad de estas.

Windows Sidebar

El primer ejemplo es Windows Sidebar. La idea inicial en Longhorn era ofrecer la opción a los desarrolladores de transformar los tray icons en widgets que actuarían como una especie de miniaplicaciones colocadas en una barra a un lado de la pantalla. Esta idea es la que podemos observar hoy en día de manera similar en sistemas operativos como Android, macOS y recientemente iOS y iPadOS.

Sin embargo, esta idea se desechó totalmente, apareciendo en la versión final una versión mucho más descafeinada, siendo widgets totalmente independientes escritos en HTML y JS. Más adelante llegaría un soporte similar al que se ofrecía en Longhorn para las aplicaciones escritas en WPF, pero la medida llegó tarde y esta tecnología no se popularizó demasiado.

Windows File System (WinFS)

Otro de los ejemplos mas destacados se encuentra en WinFS. Este subsistema para NTFS de indexado utilizando bases de datos SQL apareció durante el desarrollo de Longhorn como una solución al problema que sufría NTFS. Este problema consistía en que no se podía identificar si el archivo que estás buscando es el correcto sin recurrir a un visor/editor ni poder clasificarlos en diferentes carpetas siguiendo distintos criterios sin crear duplicidades a mano.

Gracias a WinFS, se podía clasificar diferentes archivos por fecha, hora, ubicación, autor, etc. La idea era espectacular, especialmente llegando a principios de década, pero por desgracia nunca se pudo aplicar. Esta decisión no gustó especialmente a Bill Gates, que era un gran partidario de seguir con WinFS tras el reset de Longhorn. Después de su cancelación en 2006, se intentó implementar de nuevo en Windows 7, pero sin ningún éxito.

Otras características

También se cancelaron otras ideas como un centro de notificaciones en forma de widget, algo que no hemos visto hasta el lanzamiento de Windows 10; integraciones con Windows Mobile que no hemos visto hasta la presentación de Tu Teléfono; fondos animados basados en XAML, cuya idea mas similar la encontramos en Windows Vista Ultimate con los fondos animados, aunque a diferencia de la idea original eran simplemente archivos de vídeo reproducidos en el escritorio como fondos.

El lanzamiento de Windows Vista y las críticas

El 30 de enero de 2007 Windows Vista aterriza oficialmente para todos los usuarios, siendo su aparición la más larga entre dos versiones consecutivas de Windows. Pero no tardaron en llegar las críticas, y es que aún después de todo, Windows Vista no salió al mercado como debería haber salido.

Versión final de Longhorn, conocido como Windows Vista.
La versión final de Windows Vista, con su último Service Pack.

Y es que a poco más de 1 mes del lanzamiento para los fabricantes, se encontraron con que Windows Vista poseía mas de 2740 bugs. Los bugs a principios de octubre se redujeron a 1400 y el objetivo era lanzar la RTM bajando los bugs a 500.

Microsoft esperaba que después del lanzamiento de Vista, a través de actualizaciones, fueran arreglando los problemas que padecía. Pero tras salir al mercado, la prensa y los usuarios sentenciaron a Windows Vista rápidamente, condenándolo al fracaso comercial.

Las quejas principales de Windows Vista

Las quejas principales sobre Windows Vista están relacionadas con el rendimiento y la compatibilidad. En el caso del rendimiento, hubo dos factores que propiciaron esta mala fama. El primero consiste en que muchos fabricantes se aprovechaban de la ligereza de Windows XP para vender ordenadores con especificaciones muy malas. Un hardware que en XP iba muy justo apenas podía funcionar en Windows Vista.

El segundo factor consistió en que aún aplicando mejores criterios para el desarrollo, terminó saliendo más inestable de lo que se preveía. Aunque se esforzaron y sacaron los Service Pack 1 y 2 mejorando mucho el rendimiento de Windows Vista, ya era demasiado tarde y la gente solo recordaba la experiencia de la RTM.

Flip 3D en Longhorn, o Windows Vista.
Flip 3D en Windows Vista.

La compatibilidad también fue un gran problema. El cambio de numeración de Windows NT 5.x a Windows NT 6.0 hizo que muchos programas, al comprobar en que versión se estaban ejecutando, no se abrieran. Para poder abrirlos había que utilizar el modo de compatibilidad, algo que los usuarios más novatos no conocían. También estaba el problema de las gráficas, cuyos primeros drivers fueron pésimos. Según estadísticas de la época, un 30% de los BSOD de Windows Vista eran producidos por drivers gráficos, especialmente de ATI/AMD.

Un Windows adelantado a su época

Bajo mi opinión, aún teniendo Windows Vista esa mala fama, no fue realmente tan mal sistema operativo. Vista marcó las bases modernas de las siguientes versiones de Windows. De hecho, gran parte de los componentes que tenemos en Windows 10 provienen de Vista. Incluso el instalador es todavía hoy muy similar.

Instaladores de Longhorn y Windows 11.
El instalador de Windows Vista, y el de Windows 11 a su lado. ¿Bastante parecidos, no?.

Mucha gente cree que Windows 7 es todo lo que debería haber sido Vista. Es cierto que Windows 7 tuvo más tiempo de desarrollo y salió más estable. Sin embargo, el éxito de Windows 7 fue por un hardware mucho más potente y actualizado.

Si Windows 7 hubiera tenido que lidiar con el mismo hardware que Windows Vista, otro gallo habría cantado. Pasamos de Pentium 4 y Athlon 64 a nuevos procesadores más eficientes y potentes, con mejores gráficas que podían soportar sin problemas los efectos de Aero.

Windows 7 aprendió de errores del pasado y se tomó la decisión de no volver a cambiar a una numeración mayor de Windows NT, evitando así los problemas de compatibilidad sufridos por Vista (de ahí que Windows 7 fuera NT 6.1 y no NT 7.0).

En conclusión, Windows Vista fue un Windows necesario para que Windows 7 y superiores pudieran triunfar y supuso una gran evolución que no todos supieron apreciar.

microsoftinsiderxyz

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here