Quedan apenas dos semanas para que Microsoft presente «la próxima generación de Windows». Esta actualización, que aspira a ser un nuevo sistema operativo, podría llamarse Windows 11, según ha informado mi compañero Sergio. Y ahora que conocemos tan bien después de seis años a Windows 10 cabe preguntarnos… ¿Qué le pediríamos al nuevo Windows 11?

Los 11 imprescindibles que debe tener Windows 11

Voy a dar mi opinión personales de cuáles serían esas áreas o puntos en los que Windows 10 no ha estado a la altura de las expectativas y que nos gustaría que mejorasen. Es un gran sistema operativo pero algunas cosas no han funcionado bien y ahora todo podría cambiar radicalmente.

Una Tienda que englobe todo

La Tienda de Microsoft ha sido un problema desde Windows 8, pese a que muchos lo nieguen. El gigante de Redmond intentó potenciarla con concursos y regalos como los clásicos Applanazos que los más veteranos del lugar recordaréis.

Applanazos de Microsoft

A pesar de los esfuerzos y regalos, la tienda jamás ha tenido relevancia. Ha llegado el momento de que la tienda funcione bien y se convierta en una alternativa confiable a portales como Softonic.

Hacemos hincapié en que DEBE funcionar bien. Deben terminar las actualizaciones invisibles ha de eliminarse la infinidad de guías que se hacen pasar por juegos o aplicaciones. El gigante de Redmond debe hacer una limpieza total y expulsar a perpetuidad a los que se aprovechan de la Tienda para engatusar a los usuarios con apps falsas o fraudulentas. Veremos si lo consigue la nueva Tienda que está en camino.

Unificación en el diseño del sistema

Se ha criticado en infinidad de ocasiones cómo cada aplicación de Microsoft tiene su propio estilo. Si el dueño del sistema operativo no sigue un patrón de diseño, ¿cómo lo van a hacer el resto de los desarrolladores? Es necesario que se eliminen reminiscencias del pasado y se unifique todo bajo un único diseño claro y conciso.

No podemos tener elementos de Windows Vista o Windows 7 a estas alturas. Menus contextuales, menús desplegables, iconos, pantallas de recuperación… Hay cientos de inconsistencias en Windows 10. Fluent Design fue una utopía preciosa en los vídeos de la cual solo recibimos las migajas.

Diseño de Windows 10
Ejemplo de la inconsistencia en el diseño de Windows 10

Ahora con WinUI y Project Reunion esperamos que el diseño se unifique y que se eliminen las reminiscencias del pasado. La nostalgia no tiene cabida en un sistema operativo moderno. Windows 11 estará diseñado bajo la base de WinUI 2.6 y traerá nuevas aplicaciones nativas, un nuevo menú Inicio, nuevo diseño para los menús contextuales, rediseño del Explorador de Archivos y mucho más. ¿Será suficiente?

Los drivers y su gestión

En su momento la frase plug & play fue uno de los baluartes de Windows por su comodidad. A día de hoy es necesario que los usuarios nos podamos despreocupar de gestionar los drivers. Hemos empezado a ver un cambio con el tema de los drivers en Windows 10 y ahora debe finalizarse dicho trabajo.

En los ordenadores modernos, la mayoría de los drivers son gestionados directamente por el sistema operativo a través de Windows Update. Esto facilita mucho más su despliegue y tener nuestro equipo actualizado.

Recientemente hemos sabido que Windows 11 podría separar en distintas carpetas los drivers del fabricante respecto a los drivers genéricos. Ojalá Windows siga mejorando en este aspecto y los usuarios cada vez puedan despreocuparse más de los controladores.

Renovando las actualizaciones

Microsoft ha prometido introducir en Windows numerosas «características fundacionales» del difunto Windows 10X. Una de las ventajas que ofrecía dicho sistema operativo era la capacidad de actualizar sin reiniciar o aplicar grandes actualizaciones en muy poco tiempo. Eso es algo que demostraría una renovación más profunda que simplemente la interfaz e implicaría cambios en la base de Windows.

Actualización KB500842 de Windows 10
Fuente: Microsofters

Es probable que esto no llegue en 2021, ya que es un cambio de gran calado que, de ser posible, costaría tiempo implementar. Sin embargo, nos gustaría tener noticias por parte de Microsoft sobre qué características de Windows 10X pretenden implementar en el futuro próximo.

Soporte táctil

La realidad es que no merece la pena ponerle un adjetivo a este punto. Como poseedor de una Surface Pro 4 soy consciente de que el dispositivo es táctil pero en contadas ocasiones podemos utilizarlo como tal. No es cómodo y nunca lo ha sido. Lo más parecido llegó con Windows 8 y Windows 8.1 y aun así tenían sus carencias.

Windows necesita que sus dispositivos táctiles de la familia Surface y de sus partners tengan un buen soporte touch. Que si me dejo la funda teclado de mi Surface pueda trabajar sin ella. Esto podría revitalizar la idea de una Surface Neo que, con el diseño actual de Windows 10, sería inviable.

Mejores capacidades multimedia

Algunos lo han criticado en diversas ocasiones. No puede ser que, si queremos trabajar con ciertos formatos como HEVC y HEIC tengamos que pasar por caja. Windows debería ser siempre el adalid de la compatibilidad.

Por otro lado, si quieren atraer a profesionales de otras industrias deben mejorar el soporte Bluetooth para audio y las capacidades de trabajar con fotografías, audio y video. A la mayoría de los usuarios no os afectará, pero sigue siendo otro punto en el que Windows 11 debe mejorar.

Mejorar el rendimiento del sistema

De un tiempo a esta parte el rendimiento de Windows 10 se ha visto degradado. Microsoft ha ido mejorando una base vetusta, pero llega un punto en el que hay que eliminar elementos de anteriores sistemas operativos. El Panel de Control debe terminar de desaparecer.

Deben eliminarse duplicidades y elementos en desuso que solamente crean caos. El gigante de Redmond ha empezado muy bien eliminando Internet Explorer por fin, pero no deben detenerse en ese punto. Hay que ofrecer una imagen renovada por dentro y por fuera. Desde 2017 el sistema ha sido abandonado a su suerte y los usuarios lo hemos sufrido en nuestras propias carnes.

Eliminar totalmente la vinculación de las aplicaciones del sistema al desarrollo del sistema operativo

Me vais a permitir un inciso, pero debe ser frustrante que en macOS o iOS las actualizaciones del navegador, correo y un sinfín de aplicaciones estén sujetas a actualizaciones del sistema operativo. En Windows 10 todavía quedan algunas apps o servicios sujetas a la actualización del sistema y deben eliminarse totalmente.

Desinstalar aplicaciones en Windows 11
Fuente: Microsofters

Esto permite que los diferentes equipos sean más dinámicos a la hora de trabajar con sus aplicaciones sin esperar a que los usuarios actualicemos. Ya hemos visto como Sticky Notes, Edge, Bloc de Notas y otras aplicaciones se han independizado. Es hora de terminar de hacerlo con todas para hacer un sistema más modular. Microsoft lo tiene como objetivo primordial en Windows 11.

Cambios en la multitarea

La base de la multitarea en Windows es muy buena pero con Windows 11 podría ser todavía mejor. Timeline parece ser cosa del pasado y Microsoft tiene la ocasión de mejorar la multitarea. No solo en cuanto a rendimiento sino también en cuanto a opciones.

Poder tener animaciones fluidas, gestos táctiles, mejor control de las apps… Existen muchas maneras de mejorar la multitarea. Sabemos que esta será totalmente reconstruida en Windows 11.

Nuevas animaciones y gestos

El programa Windows Insider está más activo que nunca desde que tomó la batuta Amanda Langowsky. En los últimos meses nos han mostrado incluso una nueva animación cada vez que abrimos una ventana. Esto es sorprendente porque donde Windows 8 tenía infinidad de animaciones, Windows 10 fracasa estrepitosamente.

Interfaz de Windows 8

Parte del atractivo de un sistema son sus animaciones y gestos. Debe ser muy visual para que queramos usarlo y no que nos sintamos obligados a usarlo. Ese objetivo es el que persigue el equipo de Panos Panay. Volver a recuperar las ganas de utilizar Windows por su funcionamiento y por su atractivo visual.

Project Latte

Puestos a soñar también nos permitimos la capacidad de incluir Project Latte. Este es el enésimo intento de Microsoft de que las apps de Android funcionen en Windows 10. Hemos escuchado rumores en el pasado sobre esto pero, por el momento no hemos visto nada sobre esta tecnología.

Esto permitiría que Windows 11 compitiese con Android en el mercado de las tablets. Si, el iPad es el rey, pero durante el Google I/O el gigante de Mountain View anunció que hay más de 300 millones de tablets Android activas. Esto supone un tentador mercado de posibles usuarios. ¿No es apetecible una tablet con un sinfín de posibilidades gracias a tener un sistema operativo como Windows en sus entrañas?

microsoftinsiderxyz

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here