El gigante de Mountain View demostró una frivolidad sin precedentes con la sanción que se le impuso sobre Android. Google estaba obligado a ofrecer alternativas a Google Chrome y a su propio navegador y, ni cortos ni perezosos ofrecieron alternativas, pero, había que pagar por estar ahí en un formato de subasta por las mejores posiciones. Pero la Comisión Europea no lo permitirá más.

Google no podrá lucrarse de la sanción de la Unión Europea

Resulta tan sorprendente que Google ofreciese una subasta en diferentes países para cumplir con una normativa por una sanción que mucho han tardado en cambiar esto. Es como si Microsoft se hubiese lucrado de su famosa sanción con el caso de Internet Explorer. 

Google aprovechó esta situación para ofrecer a las principales empresas que le pagasen a cambio de posicionar su motor de búsqueda o su navegador como alternativa a los usuarios. La propia Microsoft se quedó fuera de estas subastas en multitud de ocasiones ante la negativa a sumarse en una especulación en base a una sanción. Aunque llegó a posicionarse en 13 mercados como primera opción.

Ahora, en base a las discusiones con la Comisión Europea, Google tendrá que hacer cambios en su pantalla de elección. Deberán mostrarse diferentes proveedores de búsqueda sin cobrar por ello. La empresa del buscador ha indicado que aumentará el número de alternativas en la pantalla de elección. Eso sí, tendremos que esperar hasta septiembre de este año para poder ver los cambios.

Afortunadamente parece que la mayoría de los proveedores de búsqueda no sucumbieron a la estratagema de Google. Si nos fijamos en la lista anterior, la mayoría de los países contaba con 3 motores de búsqueda alternativos de los cuatro posibles. Afortunadamente ahora Google deberá cumplir con la sanción impuesta y sin lucrarse por ello. Esperamos que no realicen alguna otra de las suyas con la nueva solución.

microsoftinsiderxyz

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here