Si tenéis la suficiente edad para ello, recordaréis el famoso sonido de arranque de Windows. Este sonido no solo nos daba la bienvenida al encender nuestro PC sino que también daba un gran toque de personalidad al sistema operativo. Hoy aprenderéis por qué Microsoft eliminó este sonido a partir de Windows 8 y quién fue el responsable.

Esta historia ha sido narrada en YouTube por Jensen Harris, quien desempeñó en Microsoft el cargo de Director de gestión de programas para el equipo de experiencias de usuario de Windows.

Cómo murió uno de los sonidos más importantes de la historia de Windows

En el vídeo, Harris hace un recorrido histórico por la importancia del sonido en los PCs, deteniéndose con cada nueva versión de Windows hasta llegar al momento clave: Windows 8. Él trabajó activamente en el diseño del sistema operativo y fue él quien sugirió la retirada del sonido en el arranque.

Pero, ¿qué motivos llevaron a Harris a proponer tal cosa? Por increíble que parezca la inspiración le vino en un momento cotidiano y no en el trabajo. Una noche, mientras cuidaba de su hija recién nacida, quiso encender su portátil y, al percatarse de que el sonido de arranque podría despertarla, decidió no hacerlo.

Fue justo en ese instante cuando Harris lo supo: los tiempos habían cambiado. Windows ya jamás sería un sistema operativo destinado principalmente a equipos de escritorio. Las tablets, los convertibles y los portátiles eran el futuro inmediato. Windows 8 estaba diseñado con la movilidad entre ceja y ceja, listo para funcionar en todo lugar. Un sonido de arranque sería una gran molestia en entornos como una clase del colegio o la universidad, una habitación de noche con alguien dormido cerca o un tren.

Un arrepentimiento y un inesperado enemigo

A pesar de que su idea caló en el equipo, Harris se arrepintió al poco tiempo. En una reunión le presentaron propuestas y terminaron escogiendo un nuevo sonido de arranque para Windows 8 que todos consideraron «genial». Harris pensó que el problema que él había encontrado para el sonido de arranque podía ser solucionado de otras formas como permitir «silenciar en el arranque», utilizar el sensor de luz ambiente o, al menos, permitir activar el sonido de inicio a voluntad del usuario.

Sin embargo, Harris se topó en este momento de arrepentimiento con un enemigo inesperado: el equipo de Windows Fundamentals. Estos tenían una tarea titánica: conseguir hacer funcionar Windows sobre ARM en tablets y convertibles con hardware muy modesto. Para ello, necesitaban optimizar Windows hasta la saciedad, reduciendo al mínimo el consumo de memoria y acelerando el arranque todo lo posible.

Resulta que una de las optimizaciones para el arranque de Windows 8 que mejores resultados había dado en los tests preliminares fue la eliminación del código relativo al sonido de inicio. Esta simple acción ahorró de media un segundo en el proceso de arranque y el equipo de Windows Fundamentals no veía con buenos ojos renunciar a ello.

Jensen Harris entendió a la perfección los argumentos que se le dieron y, con todo su pesar, cedió. Windows 8 fue lanzado como el primer Windows sin sonido de arranque y, aunque esta decisión no influyó para nada en la valoración que hicieron los usuarios de este sistema operativo, su acogida fue espantosa. La interfaz excesivamente táctil no gustó nada a los muchos usuarios de escritorio y el rediseño tan radical hizo que muchos no quisiesen actualizar.

Harris ha prometido que más adelante hablará sobre el fracaso de Windows 8 y que, en el próximo vídeo, nos mostrará cuál era el sonido de arranque tenían preparado para Windows 8. Os recomendamos encarecidamente que veais el vídeo ya que está narrado y editado de una forma exquisita. Merece cada minuto de vuestro tiempo.

microsoftinsiderxyz

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here