La idea de Windows 10X llegó por primera vez con Surface Neo. Se trataba de un sistema operativo más ligero y diseñado para dispositivos con doble pantalla como el Surface Neo o el Lenovo ThinkPad X1 Fold. Sin embargo, el año pasado Microsoft anunciaba un cambio de planes y centraba el desarrollo de Windows 10X en portátiles posponiendo el genial Surface Neo. Ahora, se rumorea que Microsoft habría detenido el desarrollo de este sistema operativo para impulsar Sun Valley.

Windows 10X tendrá que esperar. La actualización Sun Valley de Windows 10 es la prioridad

A sabiendas de que este año se jugaban mucho con Sun Valley sorprendía el silencio relativo a Windows 10X. En teoría estaba listo para su lanzamiento en diciembre con la famosa versión filtrada. Ahora, sabemos a través de Brad Sams que Windows 10X no llegará este año y probablemente no lo haga nunca. El gigante de Redmond ha decidido dedicar todos los recursos a Windows 10.

La historia comenzó hace 10 años, cuando Microsoft quería modernizar Windows en una serie de intentos infructuosos. Hemos visto Windows RT, Windows 10S y ahora Windows 10X. La realidad es que con más de mil trescientos millones de dispositivos Windows 10 parece que no sea necesario crear una versión más ligera del sistema.

La realidad es que Microsoft quiere aligerar Windows 10 y modernizarlo para poder competir con los Chromebooks. Pero quizás la manera de competir pasa por mejorar Windows 10 en lugar de ofrecer una versión descafeinada y pobre de Windows 10. Mucho ha tardado Microsoft, dos años, en decidir dejar atrás Windows 10X y concentrarse en Sun Valley, la gran actualización de su sistema operativo.

Ahora Microsoft debe aprovechar lo aprendido con Windows 10X

La realidad es que ChromeOS comienza a ser un problema para Microsoft. Su cuota sigue creciendo y en ciertos formatos es muy cómodo. Además, tenemos al iPad de Apple que cada día quiere competir con Windows 10 y conseguir parte de la cuota. Afortunadamente estamos viendo algunos cambios en Windows 10 que han surgido del extinto sistema operativo.

El gigante de Redmond debe aprovechar el trabajo de Windows 10X y mejorar la interfaz, especialmente en el área táctil, ofrecer los contenedores y otros elementos con un estilo mucho más atractivo. Debe aprovecharse el músculo de trabajadores para hacer de Sun Valley una actualización gigantesca, a la antigua usanza, y demostrar su compromiso con Windows 10. ChromeOS es ligero y iPadOS dispone de una interfaz táctil sencilla pero coherente, Microsoft deberá ofrecer eso con Windows 10 Sun Valley.

microsoftinsiderxyz

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here