Hace dos semanas que llegaba Surface Pro 7+ y ya estaría recibiendo su primera actualización de firmware. No es una gran actualización pero mejora a la Surface Pro 7 en diversas áreas. Ahora, la compañía ha agregado el dispositivo a la página del historial de actualizaciones de Surface y ya hay un conjunto de actualizaciones de firmware y controladores disponibles.

Surface Pro 7+ recibe su primera actualización de firmware

Las actualizaciones se remontan al 20 de enero. Este lote incluye cuatro actualizaciones diferentes, pero se centran en abordar problemas con la pantalla, así como en mejorar el rendimiento. Aquí está la lista completa:

Referencia Dispositivo Actualización
Surface HIDClass 160.146.4.0 Dispositivo TCON de Surface – Dispositivos de interfaz Solventa problemas de actualización de pantalla
Surface Monitor 6.12.139.0 Surface Panel – Monitor Solventa un problema en gestión de brillo
Surface Firmware 10.24.139.0 Surface System Aggregator – Firmware Mejora la potencia y el rendimiento gráfico; resuelve el problema de USB-C.
Surface HIDClass 160.146.3.0 Dispositivo TCON de Surface – Dispositivos de interfaz (LTE) Solventa problemas de actualización de pantalla

Microsoft no ha indicado ningún problema conocido con Surface Pro 7+ después de estas actualizaciones. Las actualizaciones deben instalarse automáticamente, pero si preferís no esperar, podéis buscar actualizaciones manualmente en la aplicación Configuración. Tendrás que ejecutar Windows 10 versión 20H2, la actualización de octubre de 2020, para obtener las actualizaciones. Esto no debería ser un gran problema ya que la Surface Pro 7+ probablemente ya se incluye con esta versión instalada de fábrica.

Mientras que este dispositivo podría ser catalogado como una actualización de hardware menor, es interesante ver como la reparabilidad ha aumentado. Además, se ha incorporado una mayor batería y se prolonga una vez más el diseño de Surface Pro. Esperamos que Microsoft al fin actualice el diseño de su dispositivo más popular. Al fin y al cabo ya es un negocio con un valor superior a los 2 mil millones. Y deben demostrar que todavía tienen la frescura de antaño.