Microsoft había hablado en el día de ayer de una subida de Xbox Live Gold duplicando el precio. De hecho, teníamos preparada una noticia para hablar de ello y criticarlo, pero esta madrugada han rectificado. Siempre se ha dicho que rectificar es de sabios, pero se pierden factores también.

Xbox pierde la oportunidad de tener buena prensa

Por un lado, Microsoft recupera levemente a su audiencia al demostrar que nos escucha. Sí, a veces nos escucha y escucha lo que le interesa, pero lo hacen. Ayer tras el escándalo acaecido se solventó en un tiempo record y nos «regalaron» algo más: los juegos F2P (Rocket League, Fortnite o Call of Duty Warzone).

Esa parte es positiva, pero el mal ya estaba hecho y Twitter y los foros más populares eran un hervidero de críticas hacia Microsoft. No era posible que lejos de eliminar el Gold duplicasen su coste. Incluso personas que han trabajado desde hace años en Microsoft como Mike Ybarra no lo entendían.

Ahora, tenemos los F2P incluidos fuera de la suscripción Xbox Live Gold, pero no se celebra como algo bueno. Una noticia que habría equiparado e incluso puesto por delante a Xbox pasará desapercibida. Microsoft ha perdido la oportunidad de que la prensa hable bien de ellos y no tiene muchas oportunidades en Xbox.

Es una pena ver como el gigante de Redmond a veces comete errores ridículos. Una de las dos mayores compañías del mundo en cuanto a servidores y tiene la necesidad de duplicar sus precios… Eso es un gran error.

El problema ha sido resuelto e intentamos hacer una lectura positiva, pero es una pena que hayan desperdiciado la ocasión. Al menos, parece que nos escuchan o que escuchan las críticas masivas. Entendemos que Gold está llamado a desaparecer y que Game Pass ocupará su lugar… Sin embargo, no es la mejor manera de hacerlo.