Conocido como «Manifest V3» estos cambios fueron anunciados en octubre 2018 por Google para el motor de navegador de código abierto Chromium. La denominada API WebExtensions. Pero, vamos a ver en que consiste.

Los cambios actualizan la forma en que las extensiones del navegador interactúan con los navegadores basados en Chromium. Como Chrome, Brave, Opera, Vivaldi y, a partir de este año, Microsoft Edge.

En el momento en que se anunciaron los cambios en 2018. Google dijo que la intención principal era mejorar la seguridad de la extensión. Hacer extensiones más eficaces, y dar a los usuarios un mayor control sobre qué hacen las extensiones y con qué sitios interactúan.

La API WebExtensions ha llegado aunque modificada

Sin embargo, los desarrolladores de extensiones también se apresuraron a señalar que las actualizaciones «Manifiesto V3» también contenían cambios. Estos paralizaban la capacidad de los bloqueadores de anuncios, antivirus, aplicación del control parental. Así como varias extensiones que mejoran la privacidad para hacer correctamente su trabajo.

El anuncio causó una gran reacción de usuarios y desarrolladores de extensiones. Incluso otros desarrolladores de navegadores. Los usuarios, en particular, vieron el movimiento como una estratagema de Google —una empresa de publicidad— para sabotear el ecosistema de bloqueo de anuncios.

Navegadores como Opera, Brave y Vivaldi se distanciaron rápidamente de la debacle. Anunciando planes para ignorar las actualizaciones del Manifiesto V3 y permitir a los usuarios seguir usando bloqueadores de anuncios.

Mozilla, que también implementó la API WebExtensions dentro de Firefox por razones de compatibilidad. También denunció los planes de Chrome y dijo que no seguiría la actualización de la API WebExtensions de Google a la carta. Mozilla haría algunos cambios propios para permitir que los bloqueadores de anuncios continuaran funcionando según lo previsto.

Ante todas estas críticas, Google dio marcha atrás en algunas de las actualizaciones del Manifiesto V3 en marzo de 2019. Y dio marcha atrás en aún más cambios en junio, después de las críticas recibidas.

Estos cambios ahora también han llegado al nuevo Edge basado en Chromium de Microsoft, donde ya están en vivo en versiones beta y estables.

Sin embargo, Microsoft dijo hoy que estos cambios no paralizarían los bloqueadores de anuncios, un temor que muchos usuarios tenían.

«Reconocemos el valor de las extensiones de bloqueo de contenido y apreciamos el papel que desempeñan en el honor a la elección del usuario al bloquear anuncios y mejorar la privacidad mediante el bloqueo de cookies y queremos que los desarrolladores continúen ofreciendo estas capacidades», dijo hoy el equipo de Microsoft Edge.

«Después de una extensa revisión de las preocupaciones planteadas por los bloqueadores de contenido y la comunidad, creemos que la mayoría de esas preocupaciones se han resuelto o se resolverán antes de que la API de solicitud web quede en desuso.»

microsoftinsiderxyz

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here