La guerra entre Epic y Apple continúa después de que la compañía de la manzana retirase el popular juego Fortnite de la App Store. Desde entonces, ambas empresas han cruzado todo tipo de acusaciones que concluyeron con el cese de todas las cuentas de desarrollo de Epic. Como consecuencia, el motor Unreal Engine, en el que se basan numerosos juegos, dejaba de tener acceso a los kit de desarrollo de Apple.

Unreal Engine, pieza clave para muchísimos juegos

Ha sido este último movimiento el que ha hecho que Microsoft se posicione en el bando de Epic, puesto que afecta a numerosos desarrolladores. Que Epic no pueda acceder al SDK de Apple impide que puedan actualizar y corregir errores en Unreal Engine, afectando a la viabilidad futura de los juegos que hagan uso del motor.

De hecho, ha sido el propio Phil Spencer, responsable de Xbox, quien publicaba el comunicado para apoyar a Epic y asegurar la continuidad de Unreal Engine en iOS y MacOS. El texto alude, principalmente, a la dificultad económica y técnica de rehacer un juego por completo para usar un motor alternativo.

Para los desarrolladores de juegos en las últimas fases de desarrollo el uso de Unreal Engine y enfocándose en las plataformas iOS y MacOS, la pérdida repentina de soporte de Unreal Engine para iOS y MacOS crearía costes significativos y decisiones difíciles. El creados tendrá que afrontar considerables costes irrecuperables y pérdida de tiempo al usar Unreal Engine para la creación del juego, y tendría que elegir entre comenzar el desarrollo con un nuevo motor, abandonar las plataformas de iOS y MacOS o cesar el desarrollo por completo.

Aunque los de Redmond no están especializados en juegos para móviles, Microsoft comenzó su andadura el año pasado con Gears POP y Forza Street. Posiblemente, el abandono de la posición de equidistancia se debe a que afecta a Forza Street, que hace uso del motor Unreal Engine de Epic, y posibles desarrollos futuros de la empresa.

microsoftinsiderxyz

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here