El renovado entusiasmo por el PC ha aumentado las ganancias trimestrales de Intel en un 20%, pero la compañía aprovechó la oportunidad para ofrecer algunas noticias bastante malas. Los de Santa Clara no levantan cabeza y están perdiendo toda la confianza del mercado por méritos propios.

Intel sucumbe frente a los 7 nanómetros

Durante sus anuncio de resultados, la compañía anunció que iba a retrasar la arquitectura de 7nm procesadores otros 6 meses. La compañía había anunciado previamente un retraso de 12 meses, retrasando a la compañía 18 meses más allá de su fecha objetivo original, probablemente estarán listos en 2022.

Ha habido signos crecientes de que el mercado se ha cansado de Intel, con Microsoft y Apple trabajando para hacer la transición de sus escritorios a ARM, mientras que los jugadores están mirando seriamente la serie Ryzen de AMD.

Intel, por supuesto, está enviando sus chips de 10 nm, pero todavía están plagados de problemas de rendimiento. Queda por ver si la industria esperará a que el gigante solvente sus problemas, o si el mercado terminará huyendo de Intel en los próximos años.

Los planes de Intel para el futuro

Lo que tenemos claro es que Intel va a la deriva y quizás este sea el empujón que necesitaba Microsoft para evolucionar Windows en la arquitectura ARM. Intel parece no estar a la altura y AMD no puede cubrir el vacío que está dejando Intel.

microsoftinsiderxyz

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here