La llegada de Microsoft a Chromium ha sido sin duda una de las mejores noticias de los últimos años en el sector de los navegadores web. Una gran noticia tanto para los usuarios de Microsoft Edge como para los de Google Chrome, quienes han visto como su navegador también crecía impulsado por las mejoras introducidas por la compañía de Redmond.

Menor consumo de RAM a costa del uso de CPU

Microsoft sigue mejorando su sistema operativo con cada actualización, y una de las mejoras que trajo consigo la versión 2004 de Windows 10 fue dar acceso a las aplicaciones Win32 a una API con la que se permite reducir el consumo de memoria RAM. Así, gracias a esta nueva API, la compañía de Redmond consiguió que Microsoft Edge redujese el uso de la memoria RAM en un 27% con la actualización de características del mes de mayo.

Logo de Edge con resplandor sobre el agua

No obstante, y pese a que los ingenieros de Chromium introdujeron inicialmente esta mejora en Google Chrome 85, versión que verá la luz el mes de agosto, ésta no ha sido activada de forma predeterminada en el navegador después de que un ingeniero de Intel descubriese que el uso de dicha API acarreaba un aumento en el uso de la CPU. Un aumento de entre el 10 y el 13%.

Microsoft Edge apuesta por el equilibrio

Microsoft, por su parte, pese a haber admitido que el uso de dicha API se puede implementar mejor, ha defendido el poder intercambiar un recurso por otro, puesto que en este caso aumentar ligeramente el uso de la CPU supone reducir drásticamente el consumo de memoria RAM. Algo que, según Microsoft, los usuarios del navegador agradecerán.

De todas formas, como ha indicado un ingeniero de Microsoft, el equipo de desarrollo de Windows está trabajando en mejorar el rendimiento de dicha API, de cara a disminuir la utilización de CPU en la medida de lo posible. ¿Qué opináis vosotros?

microsoftinsiderxyz

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here