Durante los últimos meses, hemos comprobado cómo la tecnología ha ayudado más que nunca a superar las dificultades que la COVID-19 ha impuesto en la sociedad. DKV, con un fuerte foco en el uso de la tecnología a distancia para la atención médica de sus clientes, no ha querido quedarse al margen. Aportando toda su experiencia en este campo con un fin solidario.

Quiero cuidarme más, el servicio de DKV

A través de la iniciativa #MédicosFrenteAlCOIVD, y con el apoyo de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) y de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (semFyC), DKV ha puesto su plataforma de telemedicina en manos de todos los ciudadanos de forma altruista. Esto ha permitido conectar a más de 870 profesionales sanitarios con los pacientes y llevando a cabo más de 23.000 consultas online. Todo este trabajo se ha conseguido realizar en un tiempo récord, gracias a la nube de Microsoft Azure.

La tecnología al servicio de la medicina

Desde 2018, DKV cuenta con la plataforma “Quiero cuidarme Más” para que sus asegurados puedan acceder a través de web o móvil y realizar consultas con su médico mediante videoconferencia, o preguntar sus dudas a través de mensajes de texto, entre otros servicios.

El objetivo de DKV fue trasladar este sistema a la ciudadanía general para ayudar a mitigar la saturación de las urgencias y reducir el riesgo de contagio en los desplazamientos. Para ello, la compañía necesitaba encontrar una solución que diera un soporte completo de la tecnología Kubernetes, sobre la que se basaba su propia plataforma.

La solución llegó de la mano de Azure Kubernetes Service, que permite definir, implementar, depurar y actualizar fácilmente las aplicaciones de Kubernetes más complejas e incluirlas en contenedores de forma automática.

Su completa integración con el resto de los servicios de Azure permitió a DKV aprovecharse también de todas las ventajas de Azure Storage para el almacenamiento de todos los ficheros gestionados por la aplicación, como informes, imágenes, etcétera. La seguridad multicapa que proporciona Microsoft Azure convierte a la nube de la compañía en la más segura del mercado, una cuestión fundamental cuando hablamos de datos sensibles como son los relacionados con la salud.

Desde el punto de vista técnico, el proyecto ha sido muy gratificante porque, además de darnos la posibilidad de colaborar en una iniciativa solidaria ante esta crisis sanitaria, ha permitido desarrollar mucho más todo el potencial tecnológico de nuestro ecosistema de salud digital”, explica Mamen Ezquerra, responsable de desarrollo tecnológico de Salud Digital de DKV. “En tiempo récord, se ha conseguido sacar al mercado una nueva aplicación móvil, gracias al hecho de alojar nuestros servidores en plataformas como Microsoft Azure, que nos han facilitado el escalado y la dotación de recursos de forma rápida y sencilla”.

Uno de los beneficios que aporta la integración de Azure Kubernetes Service con el resto de la nube de Microsoft es el poder desplegar uno o múltiples clústeres fácilmente y en apenas segundos, soportando así la carga de usuarios. Gracias a esto, DKV fue capaz de poner su plataforma al servicio de los ciudadanos en apenas días. En todo este tiempo, se han realizado 18.000 nuevas altas de usuario y más de 90.000 descargas de la aplicación móvil.

microsoftinsiderxyz

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here