Cuando analizamos el Garmin VivoActive 4 nos encantó. Era una experiencia muy focalizada en el deporte con un diseño sobresaliente. Pero, tenía un fallo evidente, la pantalla no estaba a la altura del conjunto. Con el Garmin Venue tenemos la perfección para el deporte.

Garmin Venue, una pantalla con luz propia

A pesar de que nos ha tocado probar la edición rosa del dispositivo estamos encantados con él. Su ergonomía y comodidad en la muñeca resultan excepcionales. Es un poco voluminoso pero, es lo habitual en este tipo de relojes.

Sin embargo, los detalles hacen que destaque. Su corona con el biselado y el acabado con muescas, su cristal en la pantalla ligeramente curvado y sus botones con un patrón propio nos demuestran que nada se ha dejado al azar, el detalle es muy importante.

Con el Venu pasamos a tener una pantalla AMOLED  de 1,2 pulgadas con una buena luminosidad tanto en exteriores como si practicamos un deporte en el interior. Sigue siendo un reloj pensado para el deporte pero, con una visibilidad de pantalla excepcional.

Es muy completo en prestaciones deportivas, igual que su predecesor y las mediciones son muy precisas. El uso de la pantalla AMOLED en lugar de una transflectiva nos otorga una mayor autonomía.

Una joya que todavía tiene margen de mejora

La realidad es que su funcionamiento y su manera de contabilizar nuestros datos es muy buena. Todo tipo de valoración en lo referente al deporte es muy buena. La manera de cuantificar nuestros pasos, calorías y pulsaciones es excepcional.

Los problemas los encontramos en una interfaz que necesita mejoras. El menú tiene margen de mejora para hacer más fácil la navegación. Y seguimos sin poder filtrar las notificaciones, esto puede ser un gran problema si somos muy activos en redes sociales.

Con lo bonito que es este smartwatch lamentamos que no exista una alternativa de correas más formales. No siempre practicamos deporte y agradeceríamos tener la posibilidad de poder usar una pulsera de cuero.

Garmin progresa adecuadamente

La apuesta de Garmin por el deporte es total. La principal ventaja con la que cuenta Garmin es la falta de competencia. Los smartwatch puramente deportivos son escasos y, si hacen un buen trabajo pueden mantenerse como una opción exclusiva para deportistas.

Quizás, el Garmin Venu debería haber sido el Garming VivoActive 4. Es posible que en el futuro se ofrezca únicamente esta pantalla para así otorgar una calidad de pantalla espectacular. De esta manera competirá con los mejores smartwatch en todas sus facetas.

Esperamos seguir viendo una evolución en las funcionalidades. Garmin ha enviado durante estas semanas de pruebas varias actualizaciones, esto implica un compromiso de soporte constante. Estaremos muy atentos a los nuevos dispositivos que podrían lanzar para el deporte.

microsoftinsiderxyz

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here