Los cimientos de Windows 10 sobre ARM son sólidos. No en vano Microsoft ha estado trabajando en ello desde hace varios años. Concretamente, la primera muestra fue en el año 2016 cuando Microsoft terminaba el año sorprendiendo a todos con una primera muestra de Windows 10 sobre ARM. Aquellos eran momentos para soñar sobre el futuro de Windows 10.

Han pasado tres años desde entonces y muchos dudan del potencial de Windows 10 sobre ARM. Sin embargo, parece que sus carencias van desapareciendo de manera paulatina. Si, vuelve la crítica habitual de la falta de aplicaciones o de la limitación de la virtualización. Pero parece que una de las características más críticas para algunos está cerca de solventarse.

Muy pronto podríamos trabajar con máquinas virtuales en Windows 10 sobre ARM

En uno de los debates habituales entre redactores y seguidores se mencionaba por parte de mi compañero Javier Gualix el problema de la Surface Pro X para él. Javier no podría utilizar este dispositivo porque no puede trabajar con máquinas virtuales, esta es una limitación insalvable en su trabajo.

Pero, justo esta semana se ha probado que es posible trabajar con máquinas virtuales e incluso Hyper-V. Esta en un estadio inicial y todavía es necesario trabajar en esta función pero, el hecho de que puedan crearse, aunque todavía no trabajar en ellas, nos elimina uno de los grandes limitantes para ciertos usuarios. Además, como podemos ver en la cadena de tweets se reconocen dentro del sistema operativo.

Por el momento, se encuentra en una etapa temprana como ya os hemos indicado pero, nos alegra ver que Microsoft, aunque no ha dicho nada, está trabajando en una de las funciones más demandadas por un grupo de usuarios. El siguiente paso debería ser ofrecer esta función de manera oficial y conseguir la emulación en 64 bits. Con estos elementos y mejorando la emulación Windows 10 sobre ARM tiene cabida.

microsoftinsiderxyz

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here