En los últimos años no es ningún secreto que la prioridad de Microsoft ha dejado de ser su sistema operativo Windows, y recientemente el CEO de la compañía, Satya Nadella, dijo que lo importante ya no era Windows, sino los servicios y apps.

Las declaraciones se contradicen con la realidad

Y a pesar de que es cierto que a dia de hoy gran parte de los ingresos de la compañía proceden de otros productos aparte de Windows, y que es complicado que el sistema operativo de Redmond aumente su cifra de negocio, la afirmación de Satya Nadella no es del todo cierta.

Por un lado el primer motivo son los propios ingresos de Windows, los cuales son superiores a los 20.000 millones anuales, pero por otro lado hay que tener en cuenta los efectos indirectos que puede tener que a Windows le vaya mejor o peor.

Los servicios dependen de Windows

Y es que a estos ingresos de Windows deberíamos sumar los 8.000 de Bing, buscador cuya mayor parte de cuota de mercado se debe a las integraciones con Windows 10 y la popularidad del sistema operativo en ordenadores.

Logo de Windows con aspecto tridimensional y sombra

Pero eso no es todo, y es que tanto Surface como Office deben parte de su éxito a la popularidad de Windows, sin este la gente tiene más posibilidades de decantarse por otros fabricantes y aplicaciones de ofimática. Por no hablar de MSN, Edge u otros tantas fuentes de ingresos de menor importancia.

Así que sí, Microsoft, lo importante son los servicios, pero el éxito o no de Windows influirá decisivamente en tener una mejor o peor posición respecto a la competencia. Y en una situación en la cual Windows está estancado debido a un mercado de PC a la baja y la perdida de popularidad de este, Microsoft debe pensar en una estrategia a largo plazo.

Un futuro donde no se dependa de Windows pero si se apueste por él

Estrategia que parece que cada vez está más clara, ganar influencia en Android, gracias a su posición dominante en PC y con acuerdos con fabricantes, los cuales no tienen una opinión demasiado positiva de la competencia. Pero no va a ser un camino fácil y ni muchísimo menos rápido, Microsoft debe usar a Windows para que su futuro no dependa de él.

Imagen filtrada de Windows 10 X

Panos Panay, un rayo de esperanza

El reciente anuncio de que Panos Panay pasará a dirigir tanto Windows como Surface nos anima a pensar en un mayor enfoque en Windows, en que Microsoft por fin ha entendido la importancia que Windows continúa teniendo y que hay un futuro para él.

Microsoft no puede permitirse no ir a eventos con Windows o que su presencia pase desapercibida, tampoco que algunas de sus redes sociales tengan tan poca actividad o la casi nula aparición que tiene Windows en los eventos propios.

Con una cara tan conocida como la del director de Surface esperamos que Microsoft no se olvide de Windows en lo que eventos y discurso se refiere, y además el unir hardware y software permitirá luchar contra la caída de ventas de ordenadores al ofrecer mejores productos, más portables e intuitivos.

Surface Duo recibiendo una llamada

Este futuro que vemos reflejado en Surface Duo o este reciente ascenso de Panos, tal vez sea un símbolo del cambio interno que hay en Microsoft y la esperanza de dejar atrás la irrelevancia. ¿Qué opináis vosotros? ¿Cuál creéis que es el futuro de Microsoft?

microsoftinsiderxyz

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here