Como ya sabéis, algunos de nosotros tenemos predilección por los smartwatch deportivos. Para que engañarnos, nos gusta estar en forma y estos dispositivos ayudan si los tomamos en serio. Llevábamos mucho tiempo sin analizar un equipo de Garmin y este equipo nos ha sorprendido.

Garmin VivoActive 4, un diseño redondo

En primer lugar hablemos del diseño. Es un diseño voluminoso, robusto y con una pantalla circular. Su marco metálico le sienta como anillo al dedo y le confiere un estilo ideal para ser serio a la par que contundente.

Una vez lo tenemos en la muñeca lo notamos algo más pesado que otros smartwatch pero esto se debe a que incluye GPS, ideal para los que les gusta correr o tener más precisión en sus lecturas. Durante el tiempo de las pruebas el cristal se ha mantenido intacto a pesar de la alta intensidad.

Por último, la respuesta de la pantalla es perfecta, solo echamos en falta una resolución mayor para que se vea con mejor calidad. Esto junto con el puerto de carga son los mayores problemas que hemos encontrado.

Un smartwatch deportivo, limitado en ciertos aspectos

Para el deporte ya hemos indicado que es sensacional. Su almacenamiento interno nos permite llevarnos la música con nosotros cuando salimos a correr y poder dejar el smartphone en casa o en la taquilla.

Una vez salimos del área del deporte se echan en falta algunas cosas. Garmin no permite elegir las notificaciones que recibimos y esto supone no poder filtrar aquello que nos interesa. El resto de funcionalidades lo hacen como cabría esperar y, igual que sucede con otras empresas que apuestan por su servicio de pagos, Garmin Pay está limitado.

Tiene funciones muy interesantes como para localizar nuestros smartphones o desactivar las notificaciones cuando nos interese. Sin embargo, se echa en falta una mejor manera de mostrar la información por el smartwatch, mejor compartimentada.

El detalle de la pulsioximetría

Como ya os indicábamos este smartwatch tiene algunas cosas diferentes. Hablamos de la pulsioximetría que nos proporciona información adicional sobre nuestra respiración.

La pulsioximetría nos informa sobre la saturación de oxígeno en sangre. Cabe destacar que este equipo no es del todo preciso en sus datos pero puede informarnos sobre un posible problema al dormir de antemano, una posible apnea del sueño.

Para que os hagáis a la idea, el día 26 de diciembre con una pulsioximetría mínima de 79% debería considerarse que me intubasen. Quizás estoy mal o quizás me duermo de una manera demasiado intensa.

Otros elementos interesantes son Body Battery y el nivel de estrés. El primero de ellos nos puede informar sobre el cansancio que tenemos y la batería que nos queda todavía. Sin embargo tanto la batería como el estrés no son del todo precisos, nosotros debemos valorar que hacer con la información que nos proporciona.

Conclusiones

Si os gusta el deporte y queréis luchar contra la cuesta de enero este smartwatch con más aspiraciones deportivas es ideal. Goza de una buena autonomía y nos permite realizar series de ejercicios desde nuestra muñeca.

Si estáis buscando un smartwatch al uso este dispositivo no es para vosotros. Esta pensado para la gente que le guste el deporte para darle un verdadero uso intensivo. La información que ofrece es increíble pero debemos ser nosotros los que obtengamos valor de estos.

microsoftinsiderxyz

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here