La batalla por las retransmisiones es total. Mixer ha visto su oportunidad y no va a dejarla escapar. Los creadores de contenido no están satisfechos con el trato de Twitch y están buscando otros posibles lugares donde sean más apreciados.

Mientras, Mixer quiere que los usuarios estén cómodos en su plataforma. Ahora es el turno de las suscripciones a los diferentes canales. Vamos a ver en que consiste este cambio y como puede afectar a la plataforma.

Mixer se equipara a Twitch en el precio de las suscripciones

En las dos últimas semanas dos grandes jugadores han decidido cambiar de plataforma y apostar por Mixer. Antes, quizás podía plantearse la situación pero la plataforma no se conocía. Con la llegada de Ninja se ha aumentado la popularidad del portal.

Por eso, Mixer ha decidido reducir el precio de su suscripción de 5,99 a 4,99 dólares al mes. Casualmente este es el mismo precio que tiene Twitch. La realidad es que Microsoft no tiene carencia de dinero y reducir ese dolar o incluso más podría facilitar que más usuarios den el salto.

Las suscripciones son semejantes a las de Twitch. Una vez nos suscribimos a un canal tenemos acceso a emotes propios del canal, una identificación diferente con nuestro nombre que nos sitúa como suscriptores. Eso so, se desconoce cual es la parte que reciben los creadores de contenido de las suscripciones y si esto afectará a atraer a otros talentos.

Twitch dispone de cuatro tipos de suscripciones – podemos suscribirnos a un canal un mes de manera gratuita con Twitch Prime, luego está el primer nivel con tres suscripciones y diferentes precios que desbloquean los emotes. Solo hay una diferencia con la suscripción adquirida desde iOS, estas son más caras porque Apple se queda con una parte.

Con Mixer es más sencillo, solo hay una suscripción y solo podemos suscribirnos a partners de Mixer. Twitch tiene dos niveles de creadores, afiliados y partners. Estos niveles se deben únicamente a su popularidad. Necesitamos al menos 75 personas de manera constante para llegar a este nivel. Esto nos muestra que Mixer va por el buen camino pero todavía tiene mucho por hacer.