Una de las novedades que presentaba Surface Pro 7 era por fin el USB-C. Ha habido críticas de que este no fuese Thunderbolt pero, en base a lo visto en Surface Go podríamos estar hablando de un conector USB-C 3.1 de primera o segunda generación. Vamos a ver lo que puede permitir en cuanto a carga a través de USB-C frente al Surface Connect.

La carga por USB-C, un aliado para una necesidad

Muchos usuarios venían pidiendo la inclusión de un puerto USB-C en la Surface Pro 7 y Microsoft ha cumplido sus expectativas en esta ocasión. Si bien solo han incorporado un puerto, no hemos perdido el USB estándar sino que se ha cambiado por el miniDisplay port. Pero, que clase de USB-C tenemos.

Hasta el momento Microsoft ha incorporado siempre la última tecnología USB-C, en la Surface Go tenemos un conector USB-C 3.1 de primera generación que alcanza hasta 5Gbps. Si nos vamos a la segunda generación alcanza hasta los 10Gbps. Además, su potencia es de 100W.

Memoria USB con Windows 10
Caminandoconmicrosoft

Respecto a Thunderbolt 3 la diferencia radica en la transferencia de archivos. Esta tecnología alcanza hasta los 40Gbps siempre que el cable tenga menos de 0,5 metros sino baja a la mitad. Es una pena que Microsoft no haya optado por esta tecnología para la transferencia de archivos o posible utilización de gráficas externas. Pero, para la carga del dispositivo alcanza hasta los 65W en la Surface Pro 6 a través del puerto Surface Connect. Así, si utilizamos un puerto USB-C podríamos técnicamente cargar nuestra Surface antes.

Por tanto, si vuestro interés es transmitir grandes cantidades de información debéis saber que Surface Pro 7 tendrá una velocidad máxima de transmisión de 5/10Gbps frente a Thunderbolt que está entre 20 y 40Gbps. En cuanto a la carga del dispositivo es semejante.

microsoftinsiderxyz

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here