El pasado 2 de octubre, Microsoft anunciaba nuevos dispositivos Surface y el que podría ser el sucesor de Windows 10, conocido como Windows 10X. Además, los de Redmond lanzaban el Surface Duo con Android, lo que empezó a generar confusión entre algunos usuarios.

En este artículo, vamos a repasar las diferencias entre los tres sistemas operativos y el motivo de la elección de cada uno en función del dispositivo. Las diferencias son grandes, pero el objetivo de Microsoft es que disfrutemos de la misma experiencia sin importar lo que haya por debajo.

Windows 10, el sistema de toda la vida

Windows 10 es el sistema operativo que se encuentra instalado en la mayoría de los ordenadores. Probablemente, es la versión de Windows que está funcionando ahora mismo en tu ordenador, portátil o convertible. No hay demasiado que explicar aquí.

Windows 10 es el sistema operativo que llevan Surface Pro 7 y Surface Laptop 3. Es completamente abierto a la hora de instalar aplicaciones, desde la Microsoft Store o desde cualquier otro sitio. Por lo tanto, podemos instalar nuestros programas de toda la vida y personalizarlo a nuestro gusto.

Windows 10X, el sistema modular que se adapta a todas las situaciones

Windows 10X es un sistema operativo modular que, posiblemente, acabará sucediendo a Windows 10. Microsoft lo ha presentado como un software pensado para dispositivos con pantalla plegable, ya que se adapta a todo tipo de situaciones.

La razón para que el Surface Neo salga con Windows 10X es precisamente su versatilidad. La interfaz se adapta en función de si estamos utilizando una o dos pantallas, o si el teclado se encuentra conectado al dispositivo.

Es compatible con todas las aplicaciones que podemos utilizar en Windows 10. La única diferencia es que añade una capa más de seguridad al utilizar las aplicaciones en un entorno aislado, con un registro y un subsistema independientes al de Windows 10X.

En definitiva, se trata de un sistema completamente nuevo, con una nueva interfaz y una mayor seguridad. Mantiene la compatibilidad con las aplicaciones del Windows 10 clásico y se adapta a las necesidades del momento.

Android, el sistema pensado para smartphones

Aunque Microsoft no quiere que pensemos en el Surface Duo como un smartphone al uso, tiene muchas de sus funciones y está pensado para sustituirlo. No tiene sentido que llevemos dos dispositivos para una misma función y, viendo la experiencia pasada con Windows Phone, Android pasa a ser la nueva elección.

El motivo de la elección de Android es, en gran medida, debido a su enorme ecosistema de aplicaciones. A día de hoy, es impensable tener un smartphone sin WhatsApp o Instagram independientemente de lo enfocado que pueda estar hacia la productividad.

Windows 10X en Surface Neo
Wccftech

Windows 10X mantendría el problema de Windows Phone al no contar con este tipo de aplicaciones. Además, el Surface Duo no requiere la versatilidad que proporciona Windows 10X, ya que no deja de ser un smartphone con doble pantalla.

En resumen, Android es un sistema operativo al que están acostumbrados la mayoría de los usuarios y la curva de aprendizaje es mucho menor, mantiene las aplicaciones del día a día y Microsoft ha adaptado el sistema operativo para sacar el máximo partido de los nuevos dispositivos.

microsoftinsiderxyz

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here