Las comparativas son odiosas pero hay que hacerlas. Microsoft se ha embarcado por fin en la arquitectura ARM. Tras cuatro años desde que acabase el proyecto Windows RT han tenido tiempo de pensar en los problemas y en las soluciones. En 2017 presentaron Windows 10 sobre ARM y llevan dos años trabajando en ello.

Ahora, con la llegada de la Surface Pro X, los de Redmond se implican al 100% en Windows 10 sobre ARM. Además lo hacen colaborando con Qualcomm para crear el Microsoft SQ1, su primer procesador ARM. Vamos a comparar con la información que disponemos este procesador con el Apple A12X, el último procesador de Apple para el iPad Pro.

Microsoft SQ1 frente al Apple A12X Bionic

La realidad es que en el área del hardware estos dos equipos tienen ciertas semejanzas. Parece evidente que Microsoft quiere ofrecer una alternativa al iPad Pro pero mejorando ciertos aspectos. Además, ya sabemos que cuando Microsoft presenta un dispositivo los partners suelen seguir sus pautas.

Frontal y trasera de Surface Pro X

La Surface Pro X se va a enfrentar a un producto que ya tiene la reputación y un funcionamiento muy bueno. El iPad Pro no necesita presentación y desde luego tiene una fama merecida. Ahora vamos a ver si Microsoft ha presentado un producto a la altura de las expectativas.

Microsoft SQ1Apple A12X Bionic
ProcesadorARM big.LITTLE de 8 núcleosARM big.LITTLE de 8 núcleos
Fabricación7nm7nm
ArquitecturaQualcomm Kryo 495 (Cortex-A76 + Cortex-A55)Vortex (x4) + Tempest (x4)
FrecuenciaHasta 3GHz en 4 núcleosHasta 2,5GHz en 4 núcleos y 1,8GHz en los otros 4.
RAM permitidaLPDDR4X OctaCoreLPDDR4X
Potencia gráficaAdreno 685 (2,1 Teraflops)1,4 Teraflops
CacheL3: 10MBL1: 128KB L2: 128KB L3: 8MB
TDP7 a 15W7W

Cabe destacar que encontrar información sobre estos procesadores es bastante complicado. La información la hemos encontrado desde diferentes webs y no es completa. Por ejemplo, la potencia gráfica del iPad Pro según Apple era como una Xbox One. Por otro lado, el Microsoft SQ1 tiene una información tan escasa que algunos de estos datos están basados en lo que ofrece el procesador Qualcomm 8cx.

Sin embargo, la propia Qualcomm no ha detallado todas las especificaciones del 8cx y por ejemplo desconocemos las cachés L1 y L2. Anteriormente tenían 64KB pero no nos extrañaría que hayan aumentado.

Por otro lado, Apple siempre ha presumido de su Neural Engine que está diseñado para acelerar la ejecución de tareas relativas a Machine Learning de manera local en el dispositivo. Así, se optimizan las tareas y se mejora el rendimiento de la CPU o GPU. Esta es la parte que ha hecho destacar al A12X Bionic frente a su predecesor. Para que nos hagamos a la idea, el procesador A11 podía ejecutar 600 mil millones de operaciones por segundo. El A12 puede ejecutar 5 billones de operaciones.

Ahí es donde todo ese trabajo de Machine Learning de Microsoft debe salir a la luz. Demostrar que todo el tiempo que llevan trabajando en estas áreas se plasme en su procesador y que cada año veamos una gran evolución en sus procesadores.

La clave es el procesamiento gráfico

Uno de los puntos de mayor énfasis durante la presentación fue el procesamiento gráfico. Los de Cupertino han hecho un gran trabajo y la edición de fotos o vídeo se antoja muy sencillo. Los de Redmond son conscientes de ello y por eso hicieron hincapié en que este procesador, sus 2,1 Teraflops estaban pensados para cargas de trabajo más que para juegos.

La Xbox One S llega a la tienda de Microsoft

El Qualcomm Snapdragon 8cx tenía un problema, su lanzamiento tuvo lugar hace casi un año. En esas condiciones su gráfica Adreno 680 no podía competir contra el iPad Pro. Por eso los de Redmond decidieron dotar de un extra de potencia para pasar a estos sorprendentes 2,1 Teraflops. Por desgracia, no hemos visto ninguna ejecución de tareas pesadas por el momento y tendremos que esperar a las reviews para saber que sucede con Windows 10 sobre ARM.

Un primer procesador para dar un golpe en la mesa

Hasta ahora Apple campaba a sus anchas y Qualcomm seguía su estela. La realidad es que tablets Android hay pero no generan gran interés. Con su Microsoft SQ1 los de Redmond han demostrado que también saben hacer las cosas bien y han superado con creces el procesador de Apple de 2018.

Por el momento, solo podemos comparar el procesador de Microsoft con el del iPad Pro 2018. Y en tareas gráficas casi duplica la potencia del procesador de los de Cupertino. Además, tendremos que ver como se comportan los chips IA que incorporan ambas empresas. Resulta interesante la inclusión de un TDP variable por parte de Microsoft en su procesador.

Por primera vez, parece que Qualcomm junto con Microsoft adelantan a Apple. Al menos, ya tenemos una competencia a los procesadores de Apple y ahora Microsoft debe asegurarse que la otra parte, el sistema operativo, esté a la altura. Y en un futuro, quizás Microsoft tome la vía de Apple fabricando sus propios chips ARM.

microsoftinsiderxyz

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here