Ayer, no solo se presentaron dispositivos, se mostró una mayor implicación con Surface de la que ya hablaremos en detalle. Por primera vez Microsoft presentaba dos dispositivos con procesadores adaptados por ellos. Ya tendremos tiempo de hablar del Surface Laptop 3 y su procesador AMD Ryzen Surface Edition.

En esta ocasión vamos a hablar de ARM. La historia de Microsoft con ARM ha tenido más sombras que luces. Los que llevéis con nosotros un tiempo sabréis que las primeras Surface disponían de chips ARM. Bajo Windows RT Microsoft intentó y fracasó a la hora de entrar en el mundo de las tablets. Dos iteraciones después los de Redmond abandonaban Windows RT bajo una polémica actualización.

Ahora con el Microsoft SQ1 se prueba una nueva posibilidad con Surface Pro X. El propio Panos Panay indicaba que la primera aproximación era insuficiente en terminos de potencia. No podían competir con dispositivos Intel. Ahora, parece que pueden competir holgadamente.

Microsoft SQ1, una potencia desatada

Algunos pueden pensar que la denominación Microsoft SQ1 es simplemente una alianza con Qualcomm para poner su nombre y poco más. La realidad es que es una variante del Qualcomm Snapdragon 8cx con todavía más potencia. En una entrevista de The Verge con Pavan Davuluri, un ingeniero de Microsoft Surface indicaba lo siguiente:

“Cuando diseñamos la Surface Pro X hace unos años, no existía ningún procesador que pudiera ofrecernos el rendimiento que queríamos con la potencia que queríamos y el factor de forma que vemos,” explicaba Davuluri. Intel ha fracasado para ofrecer sus chips para factores de forma que puedan competir con el iPad Pro. Por eso Microsoft ha tenido que buscar en otro lado para buscar la siguiente generación de Surface Pro.

El Microsoft SQ 1 es un procesador de 7 nanómetros diseñado de manera conjunta con Qualcomm. El objetivo era mejorar la CPU y GPU del Qualcomm Snapdragon 8cx. “Este procesador ofrece el mejor rendimiento de CPU para Windows en los dispositivos Snapdragon,” indica Davuluri. “Se trata de un procesador de ocho núcleos Kyro, la denominación para los núcleos personalizados de Qualcomm, que alcanzan hasta los 3GHz.” Al ser un procesador de ocho núcleos, los otros cuatro son aquellos mas eficientes para las tareas cotidianas. Asi tenemos potencia equilibrado con autonomía.

La tecnología big.LITTLE de ARM llevada al extremo

Para que lo podamos entender mejor, la tecnología de estos ocho núcleos no es nueva. Está basada en la tecnología big.LITTLE de ARM que ofrece una arquitectura heterogénea para ofrecer dos tipos de procesador. Esto nos permite disfrutar de la máxima potencia y la mejor autonomía. Los procesadores “LITTLE” se utilizan para amplificar el rendimiento y la autonomía mientras que los procesadores “big” se utilizan para ofrecer el mejor rendimiento.

Esto garantiza una mejor adaptación para un uso dinámico. El procesador se adapta a nuestros usos limitando la potencia en la navegación y tareas básicas y activa los otros nucleos ante la demanda de potencia. Esto surgió como respuesta a la demanda de los consumidores de una mayor autonomía.

Pero, volvamos al tema que nos ocupa. Hemos hablado de la CPU y ahora nos toca hablar de la GPU. Su rendimiento alcanza los 2,1 Teraflops superando a Xbox One y Play Station 4. Sin embargo, este dispositivo realmente no esta pensado para jugar. Además, por el momento no tiene soporte de OpenGL complicando las posibilidades de jugar a muchos tipos de juegos. Esta GPU está ahi para ofrecernos futuras novedades en navegación web, cargas de trabajo y trabajar con monitores a través de USB-C. Podríamos incluso ver versiones ARM del software de Adobe para trabajar con esta GPU.

“A medida que el mundo cambia desde las apps tradicionales a aplicaciones en scripts y motores web, hemos visto que las cargas para el renderizado web pueden suponer una gran carga de GPU,” explicaba Davuluri. “Debemos pensar en Surface Pro X como un dispositivo que permita futuras cargas de trabajo… para apps y servicios que todavía no existen.”

Algunas de estas cargas de trabajo incluirán inteligencia artificial o tareas de Machine Learning y es algo que seguramente escuchemos en Windows sobre ARM en el futuro. Este podría ser un punto clave para Qualcomm en Windows. Cabe destacar que las apps que se integran en el shell como Dropbox no son compatibles. Sin embargo, la inclusión de Chromium facilitará la experiencia en dispositivos Windows sobre ARM.

Desde Qualcomm indican que han trabajado con Microsoft para crear esta solución a medida para Surface Pro X. Este procesador solo estará disponible para Microsoft y no para OEMs. Parece que el trabajo de los de Redmond es toda una revolución y quizás futuros chips de Qualcomm puedan integrar estas capacidades.

Ambas compañías están asegurando un rendimiento semejante al de un PC para la Surface Pro X. El éxito o el fracaso vendrá dado por la comparativa con la ya asentada Surface Pro. Si consigue ofrecer el mismo rendimiento habremos visto un salto generacional. “Para nosotros ha sido muy complicado, hemos rediseñado el SoC al completo e incluso las herramientas que se asocian con el SoC con Qualcomm,” indica Davuluri. “Hemos rediseñado la plataforma al completo para trabajar a 7W pudiendo alcanzar los 15W de potencia.”

Pero tampoco nos podemos olvidar que este dispositivo cuenta con conectividad LTE y una batería que aguantaría toda nuestra jornada de trabajo. El riesgo de Microsoft con Surface Pro X y su flamanete Microsoft SQ1 es que las apps y el sistema deben estar a la altura. Ahora los desarrolladores deben hacer un esfuerzo para mejorar el funcionamiento en general.

Con este movimiento Microsoft respalda Windows sobre ARM bajo la marca Surface y con el impulso a Qualcomm. Este si podría ser verdaderamente un rival en condiciones y una alternativa a los equipos con ARM. Muy pronto compararemos el Microsoft SQ1 con el Apple A12X, y ya os adelantamos que Microsoft ha superado el mejor procesador de Apple hasta la fecha.

microsoftinsiderxyz

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here