Microsoft ha querido aprovechar el evento de Surface para presentar lo que será el futuro en cuanto a sistemas operativos, donde Windows 10X parece ser el protagonista. Los de Redmond plantean este nuevo software como la base para una nueva categoría de dispositivos, entre los que se encuentran los equipos plegables con doble pantalla.

El nombre no ha sido elegido por casualidad y es que, Windows 10X, en números latinos sería Windows 1010. Si ahora transformamos ese número binario, volvemos a tener Windows 10. Curiosidades aparte, entremos en profundidad en las novedades de la nueva plataforma de Microsoft.

Modular, adaptable a cualquier dispositivo

La existencia de Windows 10X se conocía en los rumores como Windows Lite o Windows Core OS. Uno de sus puntos fuertes es que es un sistema operativo completamente modular, adaptando su interfaz en función del dispositivo en el que se ejecute y habilitando sus componentes a discreción.

Pantalla dividida en Windows 10X
The Verge

De esta forma, los de Redmond llevan a un nuevo nivel la unificación propuesta en un primer momento por Windows 10. El nuevo sistema operativo estará presente en multitud de nuevos dispositivos de la compañía, comenzando por un nuevo dispositivo Surface Neo con pantalla plegable.

Aunque Microsoft ha presentado Windows 10X como una versión de Windows adaptado a dispositivos con doble pantalla, la realidad es que posiblemente regirá los nuevos dispositivos de la empresa. Esto explicaría que tanto Surface Neo como Surface Hub 2X lleguen a finales de 2020.

La seguridad por encima de todo

Microsoft ha puesto un gran énfasis en la seguridad de Windows 10X, integrando por defecto muchas de las características que ya incluía Windows 10. Como parte de esta filosofía, las aplicaciones Win32 (aquellas que se llevan usando años en Windows) funcionarán en un entorno aislado, similar a lo que ahora conocíamos como Windows Sandbox.

Imagen

Esta es una de las grandes bazas de Microsoft: la posibilidad de mantener la retrocompatibilidad sin poner en riesgo la seguridad del sistema. Las aplicaciones aisladas tendrán acceso limitado al sistema, con un registro virtual, por lo que sus potenciales efectos no tendrán consecuencias sobre el dispositivo. Por otra parte, Windows 10X también será compatible con las actuales aplicaciones UWP.

En la demo de Windows 10X que ha realizado la empresa durante la presentación de Surface Neo, vemos cómo las aplicaciones que funcionan sobre un contenedor muestran una doble barra de título. Además, el subsistema Win32 no entrará en ejecución cuando no se utilice, por lo que no tendrá un impacto significativo en el rendimiento.

Llegará con Edge basado en Chromium

Según Mary Jo Foley, periodista de ZDNet, no tenemos que preocuparnos por la demo en la que hemos visto al viejo Microsoft Edge funcionando en Surface Neo. Es posible que Edge basado en Chromium comience a reemplazar al antiguo navegador en Windows 10 20H1, por lo que llegaría a tiempo para el lanzamiento de Windows 10X.

Imagen

Al ser una aplicación Win32, también llega la duda de si funcionará en un contenedor y podría perder rendimiento. Sin embargo, Microsoft está trabajando para integrar el nuevo Edge de forma nativa en Windows 10X y, de esta manera, evitar su ejecución por encima del subsistema Win32.

microsoftinsiderxyz

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here